El bronce de la selección también es malagueño

La selección española cerró con todos los honores el Eurobásket. Las medallas de bronce que se colgó el grupo ante Rusia saben a gloria tras el trance frente a Eslovenia. Y más contando con que dos de ellas viajarán a Málaga para alojarse en las vitrinas repletas de tres costasoleños como el doctor Carlos Salas, el preparador físico Enrique Salinas y Ángel Sánchez-Cañete, ayudante de Sergio Scariolo.

En el caso de Cañete, es nada menos que el quinto metal conquistado con España. Tras el bronce y la plata en los Eurobásket de Estambul 2001 y Suecia 2003, estuvo ausente del banquillo de la selección hasta que Scariolo lo sumó a su equipo junto a Salas y Salinas. Y desde entonces suma un oro en el Europeo de 2015, el bronce de los Juegos Olímpicos de Río en 2016 y este nuevo cobre, también en Estambul.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios