El complicado regreso de Musli

Cinco días después del esguince de tobillo en Krasnodar, Dejan Musli aún se apoyaba el domingo en unas muletas para andar. Síntoma de que su lesión no es, por ejemplo, el esguince de tobillo que tuvo Brooks semanas atrás. Tres días después de torcerse en Bilbao jugó en Múnich. El de Musli es bastante más serio. Plaza dijo que firmaría que el pívot serbio ayudara en el tercer encuentro de una hipotética final, para lo que quedan algo más de dos semanas. Para la primera tanda de partidos de la semana próxima parece complicado su regreso. Plaza trasladó al club la responsabilidad de un hipotético refuerzo para ayudar en la ACB mientras esté de baja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios