Liga Endesa El Morabanc Andorra vence al Unicaja (66-60)

unicaja

Con las ganas de un chaval

  • Augustine se muestra impaciente por afrontar la exigente nueva campaña

James Augustine, en el entrenamientos vespertino de la plantilla. James Augustine, en el entrenamientos vespertino de la plantilla.

James Augustine, en el entrenamientos vespertino de la plantilla. / unicaja b. photopress

Fue la guinda del pastel. Su incorporación, junto con la de McCallum, elevó de forma considerable las expectativas que giran en torno al nuevo proyecto. James Augustine (Illionis, 1984) llega al Unicaja para poner el cemento y ser un complemente de auténtico lujo. Aportará de igual forma veteranía, siendo actualmente el jugador más longevo del plantel y también uno de los que cuenta con más experiencia. Por si fuera poco, también dará un plus en el plano físico, tan demandado en la Euroliga actual.

"Nos va a aportar experiencia en Europa y en ACB. Su alto nivel de intensidad le va a venir muy bien al equipo durante la temporada. Su conocimiento del idioma y de la liga le hará adaptarse lo antes posible", decía Carlos Jiménez sentado a unos centímetros del protagonista.

Tras cinco años en la gélida Rusia, la intención del pívot era regresar a España, donde pasó un buen grueso de su dilatada trayectoria y de donde es su mujer. "Estoy feliz por volver a España, estar en un equipo con una historia grande, quiero trabajar con energía, aportar intensidad y seguir aquí mi carrera. Estoy muy feliz. Muy ilusionado cuando escuché la oferta de Málaga, estoy preparado", explicó el interior.

Posee el cinco todos los ingredientes para tener una adaptación inmediata. Reconoció conocer a "mucha gente" tras "jugar con Boni Ndong y Carlos Jiménez". También se enfrentó en el pasado a muchos de los jugadores verdes y a Joan Plaza.

Cariñosas palabras tuvo para el técnico catalán, con el que habló antes de estampar su compromiso con el Unicaja. "Plaza es una de las razones por las que quiero estar aquí. Es muy listo, sabe mucho de baloncesto, trabaja por el equipo. Es un gran entrenador. Es muy duro. Hay muchos niveles de dureza y él es uno de los motivos por los que he venido", añadió sobre la figura del preparador. Aunque aún no ha estado a sus órdenes, admitió tener claras las premisas básicas de Plaza para el próximo curso: "Estar competitivo en Euroliga y Liga Endesa, tuvo temporada muy buena y queremos seguir con eso en Euroliga. Está muy difícil, pero hay un club que va a trabajar junto. Vamos a luchar por eso".

Viene Augustine de paladear las mejores mieles del baloncesto continental. Hincó rodilla en las semifinales de la Final Four ante el Olympiacos y ganó la VTB rusa. Levantó la Eurocup hace algo más con el Khimki. Pese a ello, la ilusión por formar parte del Unicaja en una de las campañas más exigentes fue clave para aceptar la propuesta. "Estoy feliz por eso porque tuvo una temporada muy buena. Ganar Eurocup y volver a Euroliga es una cosa muy grande. Es un equipo con mucha historia y muchas expectativas. Un entrenador y jugadores con los que vamos a disfrutar mucho esta temporada", añadió.

El pívot no lleva con sus compañeros ni una semana, aunque reconoce sentirse como en casa: "Llevo aquí dos días y parece como un año. El equipo está junto y así es fácil luchar. Quiero trabajar con ellos", comentó.

James Augustine lucirá el número 40 en la camiseta del Unicaja. Tras vestir el 5 en Rusia, esta elección tiene su historia detrás. "Lo tenía cuando estaba en la NBA y en la Universidad. Quiero volver a sentirme joven", remachó el cemento de la pintura verde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios