IBEROSTAR TENERIFE | unicaja

A la llamada de la Copa

  • El Unicaja, reforzado tras el triunfo europeo, visita al Iberostar Tenerife en un duelo clave en la lucha por estar en Gran Canaria

  • Ponitka y San Miguel, dudas para los de Katsikaris

Los jugadores de Unicaja y Tenerife luchan un rebote en un duelo de 'play off' del curso pasado. Los jugadores de Unicaja y Tenerife luchan un rebote en un duelo de 'play off' del curso pasado.

Los jugadores de Unicaja y Tenerife luchan un rebote en un duelo de 'play off' del curso pasado. / MIGUEL BARRETO

Las cosas del baloncesto y las cosas de un calendario tan apretado, que el Unicaja pasa del cielo al infierno y viceversa en cuestión de días. Son horas de sonrisas en el Carpena y es que aún dura la resaca de un triunfo ante el Khimki que quita todas las penas y confirma la tendencia al alza cajista en estos momentos. Por eso parece un día propicio para aprovechar sensaciones y confianza y dar un golpe importante en la lucha por la Copa del Rey. Hoy se rinde visita al Iberostar Tenerife en el Santiago Martín (19:00, Movistar Deportes 1), plaza difícil pero encuentro clave para que los de Joan Plaza tengan vuelo reservado hacia Gran Canaria.

El Unicaja salvó un buen match ball ante el Tecnyconta Zaragoza. Se llenó la tripa de puntos con ese 77-102 para engrosar estadísticas individuales y colectivas y sumar además para el average, que es el que le permite ser octavo y marcar el corte copero con el mismo balance de seis victorias y cinco derrotas que ostenta el Iberostar Tenerife. Los de Fotis Katsikaris dieron la campanada en el Palau en un auténtico partidazo ante el Barcelona para apretar aún más la zona noble de la tabla. El cuadro cajista tiene a tres equipos a una victoria de distancia -estos son Baskonia, Gran Canaria y Obradoiro- y a dos por detrás -MoraBanc Andorra y UCAM Murcia-, por lo que el billete para la Copa del Rey estará especialmente caro a cinco partidos vista. Fallar, desde luego, no parece una opción.

El rival es de esos huesos de la Liga Endesa. Katsikaris se sentó hace tres semanas en el banquillo del Iberostar Tenerife tras la marcha de Markovic y suma tres de cuatro. Este miércoles sufrió su primera derrota a manos del Ventspils letón en la Champions League de la que son vigentes campeones -se repite esa especie de Supercopa de Europa que se dio en los play off del pasado curso-. Un tropiezo que conllevó algo más que una mera derrota, porque en él cayeron lesionados dos de sus referentes: Mateusz Ponitka y Rodrigo San Miguel, ambos duda para hoy.

El polaco, máximo anotador del equipo (16.4 por partido) sufre un esguince leve de rodilla y está pendiente de evolución, aunque parece bastante improbable que hoy esté presente. Mientras tanto el base Miguel tiene un pinzamiento cervical después de llevarse un golpe en una entrada a canasta. No obstante el Tenerife sigue teniendo buenos peloteros. Mantuvo el grueso del grupo que el año pasado llevó alto Vidorreta -hoy discutido en Valencia- con un Fran Vázquez internacional y a alto nivel, como los Beirán, Abromaitis o Richotti.

La cuestión está en mantener ese nervio competitivo que ha levantado el ánimo cajista. El partido ante el Khimki reforzó muchas cosas viendo que el Unicaja fue capaz de aguantar un ritmo alto ante uno de los equipos con más dinamita de Europa. Cuando la ventaja máxima había sido un +4 se plantó siete arriba y lo derrochó con un parcial 0-11 para los rusos, pero tiró de contundencia para asestar un 13-0 definitivo. El equipo robó, corrió y supo elegir la mejor opción. Ello regado con un Nedovic al que por fin se ve fino y eso el quinteto lo nota. La Copa llama y la de hoy es una cita ineludible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios