unicaja

El perímetro, visto para sentencia

  • Salin se presenta esta mañana en sociedad con la camiseta cajista en el Campus

  • El fichaje de Marcelinho está cerca, aunque el jugador aún tiene a la NBA en la recámara

Sasu Salin pasando reconocimiento médico como nuevo jugador del Unicaja. Sasu Salin pasando reconocimiento médico como nuevo jugador del Unicaja.

Sasu Salin pasando reconocimiento médico como nuevo jugador del Unicaja. / unicaja b. fotopress

El Unicaja tiene bastante avanzado el que será el plantel que afronte el próximo curso el desafío más exigente que se recuerda en el club desde hace mucho tiempo, la vuelta a la Euroliga. Con diez jugadores en nómina, a los que hay que sumar Viny Okouo y Morayo Soluade, la idea es que lleguen dos más para cerrar el grupo del que dispondrá Joan Plaza la campaña que viene. Un escenario que podría variar si hay alguna salida, lo cual no es descartable.

Aterrizó el domingo en la capital de la Costa del Sol el último fichaje del Unicaja. Como estaba previsto, Sasu Salin llegó a Málaga para pasar los pertinentes controles médicos. Tras recibir el visto bueno de los galenos, el jugador tendrá su puesta de largo durante la mañana de hoy. Será un acto casi idéntico que el de Giorgi Shermadini, con el Campus de nuevo elegido como lugar.

La incorporación del base carioca cerraría la línea exterior para la vuelta a la Euroliga

Unos plazos que se han apurado al máximo. Y es que el escolta se incorpora esta misma semana a los entrenamientos con Finlandia, preparatorios para el Eurobásket. Aún resta que el seleccionador Henrik Dettmann realice un último corte porque comenzará a trabajar con 18 jugadores. Salvo sorpresa, Sasu Salin estará en el grupo que dispute el torneo continental. Estos días en suelo malagueño también servirán para que encuentre hogar, ya que su vuelta es a día de hoy imprevisible porque depende de la actuación de Finlandia. Cuando sea eliminada volverá para ponerse a las órdenes de Plaza para preparar la Supercopa, primer encuentro oficial del próximo curso.

En esta tesitura, al Unicaja solo le falta un base para cerrar el perímetro. Tras las negativas de Bryce Cotton, Errick McCollum y Pierre Jackson, el club decidió estudiar la opción de Marcelinho Huertas. Con el visto bueno del técnico catalán, que no quiere pruebas y prefiere optar por un jugador con kilómetros en Europa, la negociación con el brasileño está muy encaminada. Aún no hay acuerdo, aunque bien es cierto que el mismo no está muy lejano.

El base, que lleva sin jugar desde febrero, cuando fue cortado por los Houston Rockets, ve con buenos ojos la vuelta al Viejo Continente y a un equipo que estará al máximo nivel. Pese a ello, por ahora quiere apurar lo posible para ver si le llega una oferta de la NBA. Si esto no ocurre, el Unicaja está en un lugar prioritario para su incorporación. Un fichaje que cerraría un perímetro visto para sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios