Las pruebas a Brooks tranquilizan

  • No revelaron nada serio en su tobillo derecho y retomará la rehabilitación para jugar cuanto antes

Brooks y Suárez se saludan. Brooks y Suárez se saludan.

Brooks y Suárez se saludan. / javier albiñana

Joan Plaza deslizaba en la sala de prensa del Carpena el pasado domingo su preocupación por el estado de salud de Jeff Brooks. La idea era que hubiera jugado ante el UCAM, pero cuando se probó en la mañana del partido algo no iba bien y se prefirió esperar a más pruebas para descartar problemas serios en su tobillo derecho.

Afortunadamente para los intereses cajistas y del aficionado al baloncesto, Jeff Brooks no tiene ninguna lesión importante. Eso sí, el edema óseo que padece es doloroso y puede tardar en desaparecer. Pero no le debería impedir jugar la Copa del Rey la próxima semana. No es el escenario ideal presentarse en Gran Canaria sin ningún encuentro a las espaldas en las últimas semanas, pero Brooks ya ha dado muestras de capacidad de sufrimientos.

Hay más optimismo, con Nedovic. Se espera que pueda estar el próximo sábado en Vitoria para el importante partido de Liga Endesa ante el Baskonia después de que su progresión con el tobillo vaya mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios