unicaja | valencia básket

La red ya no existe

  • El Unicaja empieza el año con un exigente partido ante el Valencia Básket

  • No hay margen de error si se quiere ir a la Copa

  • El contrario acumula bajas de consideración

McCallum bota ante Green con la ayuda de Brooks. McCallum bota ante Green con la ayuda de Brooks.

McCallum bota ante Green con la ayuda de Brooks. / efe

El abonado del Unicaja tiene sobredosis de fechas subrayadas en verde en este tramo final de la Navidad. Los compromisos familiares se relajan algo, pero la fe cajista demanda un empujón hoy, el jueves y el sábado. En juego está la presencia en la Copa del Rey y la ilusionante pelea por la Euroliga, a la que se ha reenganchado el equipo de Joan Plaza con cuatro victorias consecutivas.

2017 se fue con un chasco en Bilbao. Un partido capital para encauzar el viaje a Gran Canaria en febrero se fue por un último cuarto nefasto. ¿Fatiga? ¿Distensión? ¿Relajación? El diagnóstico lo sabe el vestuario, pero fue una derrota fea. Tras tomar en un brillante partido Tel Aviv, el equipo, sin alardes, dominaba por nueve puntos al inicio del último cuarto ante un rival menor y de recursos limitados. Bastaba un poco de oficio para remachar. No lo hubo. Se abandonó y el precio fue carísimo. El subidón de 48 horas antes se esfumó. Convergen las dos realidades. Costaba imaginar un mejor balance en Euroliga (7-8) que en ACB (6-7) a estas alturas. Pero así ocurre.

Diot, Sergi García, Sastre, Vives, San Emeterio y Williams, bajas rivales

La manera de sacar la pata de lo de Bilbao es ganarle hoy al Valencia Básket. En esa dicotomía al tiempo ilusionante y desquiciante, el Unicaja se enfrenta al cuadro taronja hoy y el jueves. Un partido de ACB y otro de Euroliga con apenas 48 horas de diferencia sobre el mismo parqué. El duelo de esta noche corresponde a la jornada 13, se debía jugar el 22 o 23 de diciembre, pero se privilegió ahí la Euroliga. Los dos duelos son trascendentes, qué partido no lo es a estas alturas, pero si hubiera que cargar la necesidad máxima en uno sería el de esta noche. Quedan cuatro partidos para el cierre del corte copero y el Unicaja ocupa su peor posición a estas alturas desde 2011, el 11º lugar. Es cierto que una victoria esta noche devolvería el octavo puesto, pero ya no hay red. Igual podrían valer nueve victorias, pero ya no dependería de sí mismo el equipo malagueño para estar en Gran Canaria. Y sería un golpe bastante duro para el proyecto. Pasan las semanas y el juego del Unicaja ha mejorado bastante en el último mes. Pero con desconexiones puntuales que cuestan caras. Lo de Bilbao es un borrón grave en una evidente marcha alcista.

El Valencia está pagando el peaje en la Euroliga, pero en la ACB está siendo bastante solvente. Posee un 10-3 de balance. Una victoria hoy en el Carpena pondría dificilísimo alcanzar al cuadro taronja en la tabla al final de temporada. La Copa es el señuelo más próximo, pero no hay que olvidar que el objetivo a final de temporada es regresar a la Euroliga. Y el rival más poderoso para conseguirlo es el Valencia Básket, inmerso en una plaga de lesiones, con varias operaciones. Antoine Diot, Sergi García, Guillem Vives, Joan Sastre, Fernando San Emeterio y Latavious Williams no estarán sobre el parqué. Además, Green, Van Rossom y Pleiss tienen diversas molestias, aunque Vidorreta cuenta con ellos.

Se empieza el año tirando de un topicazo, pero es la realidad. Sólo vale ganar esta noche. No hay red ni margen de error.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios