El sueño de Belgrado

Nemanja Nedovic posa en el Carpena. Nemanja Nedovic posa en el Carpena.

Nemanja Nedovic posa en el Carpena. / javier albiñana

En octubre pasado, cuando se hizo oficial la elección de Belgrado como sede de la Final Four, Nedovic escribía un mensaje en su cuenta de Twitter: "Creo que tengo una meta". Podía haber elegido algún atajo, en forma de fichaje por uno de los grandes de la competición. Pero ya explicó que cuando llegó al aeropuerto desde Valencia tras ganar el título de la Eurocup sintió que tenía que cerrar el círculo en Málaga, un trienio con regreso a la Euroliga y con los galones de capitán. Nedovic no está contento con su nivel en el inicio de temporada. Pero tiene un sueño: jugar en mayo en su casa, en Belgrado.

Aunque suene a quimera, y Nedovic contextualice la dificultad de una empresa ciclópea, al serbio no le quita nadie ese propósito. "Todo es posible. No sé si puedo hablar de eso ahora, no jugamos aún ningún partido, pero ¿por qué no? Es un sueño para mí y espero que el equipo sueñe como yo. Pero centrémonos en la Liga. Si pasamos al play off, ya hablaremos de eso". relativiza Nedovic, que celebra el regreso: "La vuelta a la Euroliga va a ser especial, para nosotros y para toda la gente que viene al Carpena. No hay mejor manera de empezar que contra el campeón de Europa".

Estoy muy lejos de mi nivel, aún no me siento cómodo en la pista; tenemos calidad

Enfrente tendrá Nedovic a varios serbios. El entrenador y Guduric, porque su buen amigo Kalinic aún se repone de la lesión que le impidió estar en el Eurobásket como a él. "Nunca trabajé con Zeljko, espero que alguna vez me entrene. Los resultados hablan por él, ha sido nueve veces campeón de Europa, no sé cuántas veces de Turquía y Grecia. Es una leyenda, en Serbia es un mito. Son el primer o el segundo equipo más caro de Euroliga, va a ser difícil pero con la motivación y apoyo de la gente podemos pelearlo".

"Tenemos calidad para jugar contra cada equipo top, pero tenemos que ser constantes siempre, es lo que te permite ganarles", explica Nedovic sobre las posibilidades de derrotar al equipo turco: "Espero que el jueves juguemos diferente que contra el Fuenlabrada. Necesitamos los 12 jugadores".

No haber jugado una competición con la selección en verano propicia que Nedovic no esté tan bien como otros años a estas alturas, pero tendrá su contrapunto con la frescura de piernas con el paso de los partidos. "Físicamente estoy muy bien, pero aún no estoy cómodo en la pista, aún es el inicio. Otras veces venía con ritmo pero después tenía crisis, ahora es distinto. He metido más de 10 puntos en todos los partidos, pero estoy muy lejos de mi nivel, aún no estoy cómodo", dice un Nedovic que imagina el ritmo de partidos: "Es difícil, no es la NBA, que sales en avión tras el entrenamineto y vuelves tras el partido. Tenemos que acostumbrarnos a esto y queremos competir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios