El vestuario cuenta 15 títulos coperos

  • Salin, Shermadini, Díez, Milosavljevic, Suárez, Waczynski y Brooks alzaron algún entorchado

Sasu Salin lanza a canasta en el Gran Canaria Arena. Sasu Salin lanza a canasta en el Gran Canaria Arena.

Sasu Salin lanza a canasta en el Gran Canaria Arena. / acb media

Suelen escucharse con cierta asiduidad en los análisis previos a grandes citas como la Copa del Rey las referencias a la experiencia. Un intangible impagable y que en muchas ocasiones resulta el factor diferencial. Como remarca con asiduidad Plaza, se adquiere con el tiempo. Sucede que es una de las virtudes con las que cuenta el Unicaja para afrontar la edición de Las Palmas.

15 Copas se cuentan entre los integrantes del vestuario cajista. Un número no baladí, que evidencia que los jugadores verdes conocen el paño. Títulos que no garantizan nada cuando el balón bese el techo del Gran Canaria Arena, pero que parecen un aval suficiente a la hora de competir.

En esa particular clasificación de la plantilla se eleva Sasu Salin. El finlandés se adjudicó cinco entorchados, condimentados con dos subcampeonatos. Un quinteto sumado enlazado de 2008 a 2013 y fraccionado entre dos equipos y países. Dos de ellas llevan el sello del Espoon Honka en Finlandia y las tres restantes del Olimpia Liubliana en Eslovenia. En 2014 probó el sabor amargo del finalista con el equipo esloveno, al igual que dos años después con el Gran Canaria, ya en España. En el torneo disputado en Coruña, al que no se clasificó el Unicaja, Salin alcanzó la final tras vencer a Valencia y Bilbao Básket -el ahora cajista anotó 12 puntos a los Men in Black-, para caer en el choque decisivo frente al Real Madrid, oponente de mañana.

Al Rey de Copas verde le persigue Milosavljevic, que se estrenará en el campeonato nacional. El serbio levantó tres entorchados. Con Partizán (2011 y 2012) y con el Alba de Berlín (2016). Es curioso que la primera con los de Belgrado se la ganase a su ahora compañero y amigo Nedovic, entonces en las filas del Estrella Roja. El de Nova Varos -que nunca obtuvo un título copero- suma otro segundo puesto con el Lietuvos Rytas (2013), año en que Joan Plaza entrenaba al Zalgiris.

El tercer cajón lo comparten Shermadini y Waczynski. El georgiano campeonó con Panathinaikos (2009) y Olimpia Liubliana (2011), donde también compartía vestuario con Salin. Tres veces se quedó a un paso -PAO (2010), Cantú (2012) y Olympiacos (2013)-. El polaco no disparó en balde. Dos finales (2012 y 2013) con el Trefl Sopot en su país y sendos títulos.

Cierran este prestigioso septeto Dani Díez, Jeff Brooks y Carlos Suárez. El alero la cosechó en Málaga en 2014 con el Real Madrid, donde Llull sobre la bocina condenó al Barcelona. El italoamericano un año más tarde se la adjudicó con el Dinamo Sassari en tierras italianas , club del que lo fichó el Unicaja. El capitán se adjudicó el torneo copero en 2012, en el Palau Sant Jordi, en el germen de títulos de Pablo Laso en el Real Madrid. Un año antes, con Ettore Messina, los blaugranas fueron sus verdugos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios