barcelona lassa | unicaja

Con vitamina 'B'

  • El Unicaja tiene en el Palau la primera opción de sellar virtualmente su pase a la Copa

  • Plaza recupera a Jeff Brooks para el encuentro

Brooks celebra una acción de sus compañeros. Brooks celebra una acción de sus compañeros.

Brooks celebra una acción de sus compañeros. / javier albiñana

De Kaunas y Barcelona y tiro porque me toca. El Unicaja se enchufa vitamina B, la de Brooks, antes del partido en el Palau Blaugrana. La última vez que lo visitó lo tomó. Fue hace ni cuatro semanas, en la Euroliga. La vorágine de partidos hace que parezca mucho más tiempo. El Barcelona estaba en las tinieblas tras aquel partido y Sito Alonso pendía de un hilo. Se ha recuperado el cuadro catalán y el Unicaja ha mantenido una buena línea aunque se escaparon algunos partidos que complican objetivos. Será un partido distinto, no sólo por las mangas de las camisetas cajistas.

Brooks es la novedad en el partido. Ha estado estos días en Málaga entrenando con Boni Ndong y las sensaciones son buenas tras superar el esguince de tobillo que le impidió viajar a Kaunas. Se montó ayer en el avión y trabajó con el equipo en la sesión matutina de ayer. La plantilla del Unicaja tiene recursos para sustituciones eventuales, es lo suficientemente profunda y en Kaunas no se echó en falta al de Louisville, una pieza clave. Si todas las lesiones son de ese tipo leve tampoco es un drama porque permite a otros jugadores con menos confianza o protagonismo disponer de minutos de juego. La cantidad de jugadores permite no forzar. 48 horas es un tiempo extra de recuperación apreciable y forzar en Kaunas podía haber llevado a algo peor.

La estadística histórica dice que se gana una de cada cinco veces que se va al Palau

El Barcelona no es el de diciembre, que parecía muerto. Está por detrás del Unicaja en la Euroliga, pero en la Liga Endesa está sólido en las cuatro primeras posiciones desde que empezó la competición. Ha tenido momentos de tribulaciones y el Palau sacó una pañolada cuando ganó el Unicaja allí. Sito le ha dado una vuelta al librillo. Ha recurrido a Navarro y Tomic, que estaban postergados en sus planes. La vieja guardia siempre está, pero seguramente no se pueda vivir de ella para crecer. En apariencia es un Barcelona atlético y de alta capacidad física, quizá con alguna carencia de talento en la posición de dos. Un Nedovic tendría bastantes galones en el Palau. Pero tiene una plantilla larguísima y con capacidad para hacer grandes partidos. Ha doblegado a rivales de enjundia en la Euroliga esta temporada. El asunto es que no ha tenido regularidad.

La exigencia es alta siempre en Can Barça. Con ella lidia desde el año pasado el malagueño Nacho Rodríguez, director general de una sección que ha sido orgullo culé mucho tiempo. A él se le encomendó la misión de reconstruirla para recuperar grandeza. Al Unicaja le ha costado, como a todos los equipos, ganar habitualmente en el Palau. Hasta el momento han disputado un total de 121 partidos en competición española con un balance de 88-33 favorable a los azulgranas. Si tenemos en cuenta los partidos disputados en Barcelona, 65 en total, el balance es también favorable al cuadro catalán, en este caso por 51-14. En esencia, se gana una de cada cinco veces que se visita la pista azulgrana. Y se hizo hace menos de un mes. Las estadísticas siempre tienen respuestas para el pesimista y para el optimista. Antes de aquel partido había perdido nueve veces consecutivas...

La calculadora copera dice que una victoria mete virtualmente al equipo en Gran Canaria salvo carambola en la última jornada en forma de debacles. Evidentemente, asegurarlo cuanto antes rebajaría algo de tensión ante una semana en la que hay que jugar tres partidos en cinco días. En Milán y ante el Madrid en Euroliga y contra el Gran Canaria en el Carpena para cerrar la primera fase de la competición liguera, el corte para la Copa. Pero cuanto más ambicioso se sea más presión habrá.

Por si acaso, habrá un ojo a los otros partidos de la jornada. La visita del MoraBanc al Estudiantes, el UCAM-Herbalife, el Tenerife-Baskonia... Aunque el Unicaja lo tiene en sus manos. Depender de otros para la Copa no es buen negocio, pero la única que reluce en Los Guindos se consiguió tras entrar como octavos y con un triunfo del Baskonia en Sevilla. Con vitamina B todo puede ser mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios