Análisis 'Trials Fusion: The Awesome Max Edition'

  • RedLynx lanza la anunciada como 'versión definitiva' de su popular franquicia, que reúne todos los contenidos extra y actualizaciones.

A estas alturas la franquicia Trials se alza como una de las propuestas más adictivas, simples y efectivas que recordamos dentro del modelo de negocio digital de la industria del videojuego. Con una apuesta que trae ecos del pasado, el proyecto de RedLynx nos invitó, en su lanzamiento, a superar una serie de fases con apariencia tridimensional y jugabilidad en 2D donde las físicas, la competición y la regulación de los propios nervios lo son todo. Una motocicleta, un camino fijo, multitud de giros, piruetas y una importante caída tras surcar los cielos son ingredientes que han ido degustando los usuarios de Trials desde su primera edición en 2009.

La iteración del proyecto para la nueva generación de videoconsolas llegó con algunas novedades y una aparente evolución. Con Trials Fusion, RedLynx cautivó de nuevo a los amantes del cronómetro y la habilidad, aunque con algunas carencias que los títulos predecesores sí incluían, como el ambicioso modo multijugador en línea, que llegaría después en forma de actualización gratuita. En cualquier caso, la desarrolladora ha decidido ahora dar una vuelta de tuerca a su producto estrella lanzando una versión definitiva, que llega con todos los contenidos extra y las actualizaciones pertinentes para formar un paquete redondo. The Awesome Max, el último contenido descargable de la obra y que da nombre a la edición final de Trials Fusion incluye, además, una serie de niveles fantásticos protagonizados por dos personajes que, contra todo pronóstico, encajan en el mundo de la competición. 

La mejor edición de Trials

Los jugadores que no conozcan las virtudes de Trials tienen una tarea pendiente. El videojuego se apoya en unas interesantes y, hasta cierto punto, realistas físicas para mostrar una serie de escenarios puñeteros cuyo objetivo es hacer saltar al jugador del sofá. La misión del portador del mando se resume en controlar la moto en tierra y aire, comprobar que las ruedas traseras están lo suficientemente inclinadas, probar con los impulsos para ganar unos centímetros, atreverse con algunas piruetas en el aire y, ante todo, aterrizar con éxito. Éstas son las características propias de la jugabilidad de Trials, y no necesita más, pues bajo esta estela de sencillez se esconde un poderoso y complicado videojuego que llevará horas dominar.

Así, The Awesome Max Edition incluye las más de 180 fases que se han lanzado, ofreciendo un ejemplo de cómo con una jugabilidad básica se puede llegar a cotas tan altas de diversión y variedad. Los escenarios, repartidos entre varios grupos con temáticas distintas, rondan una duración media que no supera los dos minutos, por lo que se fomenta el ensayo y error, la competición por superar el tiempo de amigos y el de nuestro fantasma, y la rejugabilidad. Todo mezclado con una pizca del tipo de desesperación que nos mantiene enganchados al televisor. 

Los niveles están repartidos en velocidad y estilo libre. Las primeras, como su propio nombre indica, nos invitan a superar el escenario -formado por multitud de cuestas, caídas, momentos de suspensión, giros de 360 grados, etcétera- en el menor tiempo posible, contando, además, con algunos puntos de control por si el jugador falla durante el trayecto. Caerse implica volver al último punto de control restando unos segundos imprescindibles para llegar a las mejores marcas, aunque con un simple toque del panel táctil podemos reiniciar la fase casi sin demora. Por otra parte, los circuitos del estilo libre nos llevan a fases más cortas donde hay que realizar una serie de piruetas en el aire, combinarlas y mantenerlas sin olvidar el hecho de caer dignamente. El control de las piruetas -joystick izquierdo para la moto, joystick derecho para el conductor- puede parecer complicado al principio, pero con un poco de práctica comenzaremos a dominar el sistema.

Sin embargo, gracias al editor de escenarios, en el que cualquier jugador puede poner a prueba los nervios y la paciencia del resto de usuarios, se ha superado la marca de los 45.000 escenarios totales, lo que ofrece una ligera idea de cómo con un poquito de imaginación y mala leche los jugadores pueden participar y dar rienda suelta a la imaginación plasmándolo en sus creaciones.

El héroe felino y su equino de fuego

Entrando en el modo que pone nombre al contenido, este The Awesome Max es lo más atrevido que se ha permitido RedLynx desde el nacimiento de la saga. Y lo ha hecho por todo lo alto, poniendo toda la carne en el asador con ocho pistas donde dejamos el combustible y los humanos para controlar un pintoresco gato -armado con una pistola- a lomos de un unicornio infernal que lanza fuego por su boca. Maravilloso. 

Tras esta inmejorable apariencia, que contra todo pronóstico encaja a la perfección en la fórmula de Trials, se esconden una serie de fases completamente alocadas: viajes espaciales, realidades alternativas, teletransportaciones cada pocos segundos, movimientos por el espacio exterior y muchísima mala intención son algunos conceptos palpables en estos circuitos. De hecho, el conjunto de pistas es la más largas de completar, y no precisamente por su extensión, sino porque las teletransportaciones, los giros y los obstáculos obligarán al jugador a retroceder -y en ocasiones, reiniciar- la partida para completarla con un tiempo medianamente decente.

Si bien es cierto el control de este fantástico equipo no se aleja demasiado de las mecánicas disponibles en el título original, la tracción a las cuatro pezuñas del unicornio permiten un método de transporte mucho más consistente, aunque también un poco puñetero en las rampas más empinadas. Sí, el caballo puede volcar si no somos lo suficientemente diestros, por lo que en lugar de prestar atención a la rueda de atrás -un método infalible para superar algunas zonas con los ciclomotores- tendremos que andarnos con ojo con la parte trasera del animal. El contenido descargable, además, ofrece una recopilación de 20 pistas creadas por los mejores editores del estudio y los usuarios más activos de la comunidad. Así podemos encontrar un conjunto de escenarios más complicados de lo habitual. 

Conclusiones

Trials Fusion: The Awesome Max Edition es, sencillamente, uno de esos proyectos donde las horas pasan volando. Sus mecánicas simples pero a la vez exigentes harán que los jugadores de la vieja escuela no dejen, ni por un momento, de mirar el marcador. Todo un mérito teniendo en cuenta el rumbo de la industria y la masificación de las superproducciones de corte realista que, en ocasiones, pierden de vista el eje más importante de toda producción: la diversión. Si todavía no has probado las virtudes del título de RedLynx, ahora tienes la oportunidad de adquirir la edición definitiva a precio reducido, que, además, incluye contenido inédito en el pase de temporada del juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios