La lucha de un ejército multicolor

  • Tras la Batalla de las Flores, el Carnaval enfila su último día en la calle con el Entierro del Boquerón, que homenajea a Chiquito de la Calzada

Los sones de guerra entre las luces de la calle Larios hacen presagiar que la Batalla de las Flores será intensa a la vez que especial. Papelillos y pétalos conforman la munición. El ejército es único y queda conformado por mayores y pequeños. La consigna es sacar sonrisas y hacer que sea memorable para todos los que, a un lado u otro de la valla, pugnarán por conseguir la victoria de la diversión sin límites.

La cita demuestra la fuerza de la calle. Con más personas disfrazadas que en años anteriores, son miles los malagueños y visitantes que se congregan en un recorrido que no deja de ampliar la demanda y los kilos de confeti. Con Momo, la mascota del Carnaval, abriendo la comitiva y la concejala de Fiestas, Teresa Porras, como abanderada municipal, Rafael Acejo abrió la marcha con la primera lanzada de papelillos.

Entre el público, el deseo de conseguir una de las preciadas bolsas con la munición, que las propias agrupaciones de canto reparten entre los asistentes lanzando al vuelo las que quedaban distribuidas por todo el camino. Dentro, desde los tipos de Cerveza Victoria a superhéroes, desde maestros de las artes espirituales al propio pregonero de la fiesta, el Carnaval se unifica fuera de concursos y del mal veneno que aún persiste en algunos sectores.

Y entre el público, el deseo de "vencer" a los personajes que por dentro del circuito cerrado circulan y cubren con una nueva alfombra multicolor el suelo, haciendo desaparecer el tapiz rojo. "Dale fuerte, que él te ha lanzado más", espetaba una madre a una de sus hijas vestida de princesa.

Por debajo de la cerca, algunas manitas conseguían el botín esperado y llegaban a repartir confeti para toda la familia. El sonido se apagaba en la plaza de la Constitución y el Himno del Carnaval sonaba para poner fin a la épica guerra de la alegría.

Pero la noche no quedaba ahí. El mismo escenario se convertía en un improvisado Teatro Cervantes, ya sin premios que repartir, para reproducir la Gran Final del COAC. Las cinco murgas y cinco comparsas ganadoras -tras la renuncia del cuarteto en la participación en actos oficiales- se dieron cita en el espacio para repetir y rememorar, sin entradas ni abonos, su épica batalla.

Hoy culminarán los actos del Carnaval de Málaga tras casi un mes de intensa actividad. A las 12:00 volverá a levantar el invisible telón de la plaza de la Constitución para albergar el concurso de coplas en el que las agrupaciones de canto se inscriben para recibir un premio a la mejor presentación y mejor pasodoble dedicado a Málaga.

A la misma hora se iniciará un nuevo pasacalles con los grupos de animación por el centro, mientras a las 13:00 se abrirá la gran boqueroná, con reparto de pescaíto frito en la carpa instalada por Cervezas Victoria.

El cortejo fúnebre del Boquerón, que homenajeará al humorista Chiquito de la Calzada con frases del popular malagueño, partirá desde calle Larios a las 17:00 y transitará por plaza de la Marina, Palmeral de las Sorpresas, Muelle Uno y calles de La Malagueta para arder sobre las 19:00 y poner fin a las fiestas de Don Carnal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios