Paseos turísticos en un barco de 1905

  • Luciendo el nombre de la primera mujer pirata, el 'Anne Bonny' llega a Málaga para hacer recorridos por la bahía desde principios de mayo

  • Tendrá seis salidas diarias en verano y cuatro el resto del año

El pasado sábado, procedente de Cádiz, llegó al puerto de Málaga la goleta de tres mástiles Anne Bonny, cuyo nombre responde a la que está considerada como la primera mujer pirata de la historia. Este barco, construido en 1905, está amarrado en la capital de la Costa del Sol para posicionarse y realizar desde su atraque fijo en el muelle 2 paseos por la bahía y eventos náuticos.

Tras obtener hace unos meses una de las concesiones ofertadas por la Autoridad Portuaria para efectuar excursiones por mar, este velero, gestionado por un grupo de empresarios malagueños del sector marítimo, llegó a aguas de la bahía para convertirse en una muy especial golondrina. La embarcación, nada parecida a las que en los últimos años han realizado estos paseos, fue sometida a una importante restauración de dos meses en el puerto gaditano.

Tripulado por tres marinos: capitán, jefe de máquinas y marinero, el Anne Bonny puede embarcar a un total de 90 pasajeros. Con dos amplias cubiertas, la principal y la superior dividida en varios niveles, la goleta dispone además de un gran salón interior desde el que se accede a una bodega diáfana preparada para diferentes usos. Habilitado con dos bares, una cocina y dos aseos, dispone de todos los elementos obligatorios de seguridad y navegación propios de un barco en activo. Este velero de tres mástiles comenzará a navegar de forma regular a principios de mayo.

La pretensión de la empresa explotadora es realizar seis salidas diarias en los meses de verano, con una hora de recorrido, mientras que serán cuatro las salidas el resto del año. Si bien los precios por viaje aún están por determinar, se baraja la posibilidad de que el embarque por persona ascienda a 15 euros. Además de estas salidas, las propias de una golondrina al uso, el Anne Bonny ofertará eventos a bordo de mayor duración. Estas navegaciones, que en ningún caso podrán superarán las ocho horas, permitirán convertir a esta goleta centenaria en un lugar de ocio para cualquier tipo de celebración privada.

Construido en Oslo en 1905, este barco inició su vida de mar como un pesquero con el nombre Balder. Rebautizado en 1918 como Balder I, en 1947 cambió su sistema de propulsión a vapor por el diesel para seguir faenando en las aguas del norte de Europa. Reconvertido en un carguero de cabotaje en 1953, seis años más tarde, este buque fue renombrado como Lindholm, manteniendo su actividad mercante hasta 1992.

Ese año una empresa francesa lo compró para ser reformado como un velero de tres mástiles. Navegando ya como una goleta bajo el nombre La Flibuste, en 2010 el barco fue apresado en Cádiz con 1.500 kilos de cocaína. Tras aquel incidente, ocurrido en el año 2013, un armador español lo compró en pública subasta, haciéndose cargo del velero y volviendo a cambiar su nombre por el de la primera mujer pirata de la historia. Un histórico barco que llega al puerto para realizar paseos y eventos turísticos por las aguas malagueñas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios