salud

Una dieta eficaz como un fármaco

  • Endocrinólogos destacan que la alimentación mediterránea enriquecida con aceite de oliva y frutos secos reduce la mortalidad, los episodios cardiovasculares, la diabetes y ciertos cánceres

Dos personas con obesidad en una imagen de archivo Dos personas con obesidad en una imagen de archivo

Dos personas con obesidad en una imagen de archivo / m. h.

Hace mucho años que se pregonan los beneficios de la dieta mediterránea. Pero ahora lo aseguran los endocrinólogos y en base a una investigación publicada en la prestigiosa revista New England of Medicine. Según ese estudio, esta alimentación enriquecida con frutos secos y aceite de oliva consigue reducir casi en un 30% la mortalidad y los episodios cardiovasculares, así como disminuir la incidencia de diabetes y determinados tipos de cáncer. "Su efectividad es casi tan alta como la de algunos fármacos", resumió el responsable de Endocrinología de los hospitales Clínico y Regional, Francisco Tinahones.

La conclusión del estudio Predimed se alcanzó tras hacer un análisis comparado con más de 3.000 pacientes. A un grupo se le administró dieta mediterránea enriquecida como si fuera un fármaco mientras que al de control sólo se le dio dieta saludable, pero no mediterránea. Sus resultados fueron presentados ayer en el 42º congreso de la Sociedad Andaluza de Endocrinología, Diabetes y Nutrición (Saedyn), que reúne en Málaga a más de 200 especialistas. En este encuentro, los facultativos analizarán hasta mañana los avances, tratamientos y retos de la Endocrinología. Y uno de los temas principales es la obesidad, que en España afecta a un 25% de la población adulta y a un 22% de los niños. Tinahones recordó que esta patología produce diabetes, artrosis y está relacionada con ciertos tipos de cáncer. También incidió en que la obesidad es un factor de infertilidad, tanto en hombres como en mujeres.

Unos 200 especialistas en Endocrinología se reúnen hasta mañana en Málaga

El presidente de la Saedyn, Pedro Pablo García Luna, comentó que las familias con bajos ingresos tienen un mayor riesgo de padecer obesidad por el consumo de productos baratos con altos niveles de calorías. Pero insistió en que se puede recurrir a alimentos saludables a la vez que económicos como las legumbres.

Durante el congreso, los endocrinólogos han debatido también sobre los nuevos tratamientos para la obesidad. Son opciones terapéuticas que se deben añadir a un cambio del estilo de vida hacia hábitos saludables. Se trata de un combinado oral de dos fármacos (Naltrexona y Bupropion) que reduce el apetito y de otro inyectable (Liraglutida 3.0) que produce reducciones de peso superiores al 5%.

Los especialistas han advertido además que el retraso de la edad de la maternidad junto con los altos índices de obesidad están provocando un incremento en los últimos años de la diabetes durante el embarazo por lo que coincidieron en la necesidad de actualizar los conocimientos para abordar el problema. Han debatido también los hallazgos accidentales de otros aspectos clínicos que generalmente son benignos. Los especialistas tratan de alcanzar consensos en este aspecto para "darle el menor mareo posible al paciente y no meterlo en un berenjenal de pruebas diagnósticas innecesarias". Y hasta han tratado la desnutrición de los pacientes obesos ingresados en los hospitales. Porque, curiosamente, a pesar de su exceso de peso, pueden estar desnutridos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios