Agenda

Otro escenario de malabares

  • Un nuevo lugar donde degustar Italia sin salir de Málaga

Pizzería L'Albero

Aunque el sabor es el mismo. La joven pizzería malagueña L'Albero abrió el pasado lunes su segundo restaurante, otro escenario donde Antonio Martos del Árbol realizará malabares con las masas que elabora artesanalmente y un nuevo lugar donde degustar Italia sin salir de Málaga. Este profesional, iniciado en el sector en dos conocidas pizzerías de la capital y especializado en distintos cursos nacionales e internacionales, se dio a conocer a la sociedad malagueña gracias a los numerosos premios mundiales que ha cosechado. El último, en Italia, "el más difícil".

"Llevaba tres años para conseguirlo, pero ya está aquí", explica Martos del Árbol, que muestra orgulloso el diploma acreditativo que le corona como el mejor con las manos en la masa. Ya luce en una de las paredes del nuevo local. Éste se ubica en el Puerto de la Torre, en Lope de Rueda, 97. En adelante convivirán los dos establecimientos de L'Albero, el primero se encuentra en el corazón de Santa Paula. El nuevo es de mayores dimensiones, también más íntimo. Pero las pizzas siguen el mismo patrón. En el del Puerto de la Torre también se iniciarán los fines de semana las exhibiciones de malabares y, además, la música en directo.

Más allá de la destreza de este pizzero con la masa, su reto es la calidad del producto final. Qué mejor espectáculo que sentarse a degustar un buen plato. Y aunque cada maestrillo tiene su librillo, Martos del Árbol revela algunos. Como hacen casi todos los grandes cocineros, habla de la materia prima. En su caso, no puede ser de otro modo, ésta llega del país transalpino, un detalle que lo distingue.

Casi todos los ingredientes de estas pizzerías tienen su historia propia. El tomate procede de Nápoles y la mozzarella, que también es importada de Italia, "es pura, sin ningún tipo de antiapelmazante". La masa, por su parte, totalmente artesanal. Martos del Árbol la prepara con harina importada ex profeso desde Roma, pues dice que es más fina que la que se encuentra en España. Pero uno de los secretos más importantes está en la masa, que debe tener al menos 24 horas de fermentación. Así se consigue una pizza fina y, sobre todo, fácil de digerir, algo que sólo se explica degustando uno de estos bocados.

La especialidad de las dos pizzerías L'Albero son las llamadas pizzas de autor. Recetas propias, algunas ganadoras en los certámenes en los que ha participado el maestro, y todas muy originales. Algunas cambian la salsa de tomate por el tomate natural. Otras aportan ingredientes no convencionales como los productos ibéricos, el curry o la albahaca. También la forma de utilizarlos y combinarlos, como es el caso de los quesos. En el Puerto de la Torre, además, han incluido en la carta pastas. Un nuevo escenario de económicos precios (se puede comer por 10 euros) y calidad garantizada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios