La Voz Invitada

¿Qué tiene que ver la mejora vegetal con tu vida?

  • Los obtentores vegetales optimizan las semillas y las plantas para satisfacer a los consumidores

Prueba de laboratorio sobre la semilla del tomate. Prueba de laboratorio sobre la semilla del tomate.

Prueba de laboratorio sobre la semilla del tomate.

A mí me pasa, como a usted, que a menudo me preguntan a qué me dedico. Cuando respondo que trabajo en la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales mi interlocutor, sobre todo si es urbanita, me mira ojiplático, pone cara de o-me-explicas-más-o-no-me-entero, y yo, claro, me dispongo a explicárselo con mucho gusto.

– A ti y a tu familia –le digo– te gusta poder comprar alimentos de absoluta calidad y saludables; por ejemplo, frutas, verduras y hortalizas con más variedad de sabor, con buena presencia, nuevas presentaciones, diferentes tamaños y texturas y, por supuesto, nutritivas; las queréis en cualquier época del año, cerca de casa, a precios asequibles, más resistentes y duraderas y con plena seguridad alimentaria, ¿verdad?

– Claro, me dice sin dudar.

– Pues bien, todo eso que demanda tu familia y también el conjunto de los consumidores, solo es posible gracias a la investigación genética que llevamos a cabo los obtentores vegetales. Nos dedicamos a mejorar las cualidades de semillas y plantas para satisfacer las necesidades que nos demandan agricultores, distribuidores y consumidores.Y entonces les pongo ejemplos, porque sé que así lo entienden mejor.

–Tú sabes que gracias a la tecnología han mejorado los automóviles, los electrodomésticos o los teléfonos móviles, la medicina, la enseñanza o cualquier otro ámbito de nuestras vidas. Pues, aunque no seamos conscientes de ello, algo parecido sucede en los productos agrarios que comemos diariamente: uvas, sandías o mandarinas sin pepitas, melones que quepan en el frigorífico, tomates con diversos sabores, colores o tamaños, fresas que se cosechan en enero, arándanos que se han podido adaptar al clima cálido para poder ser cultivados en el sur de España, trigo capaz de resistir la sequía, hortícolas y frutales que resisten mejor las plagas para que podamos tener más frutas y verduras a mejores precios...

A todo eso nos dedicamos los obtentores vegetales, a mejorar los vegetales. No es distinto que lo que a lo largo de miles de años han hecho poco a poco los agricultores por el lento procedimiento del ensayo-error; hoy, sin embargo, lo hacemos aplicando el conocimiento científico, en los laboratorios, en mucho menos tiempo y con mucha más seguridad para el consumidor.

Mi amigo empieza a entender que la obtención vegetal tiene mucho que ver con su vida diaria y con lo mucho que le gusta comer bien. Pero le surgen nuevas dudas:– Pues yo pensaba que vosotros trabajabais solo para los agricultores…

– No, para ellos y también para el consumidor final. Pero es verdad que gracias a la labor de los obtentores vegetales, los agricultores pueden disponer de variedades más productivas, que resisten mejor las enfermedades o las plagas, que se adaptan mejor a un determinado clima o que soportan mejor la sequía; a ellos les ofrecemos semillas y plantas más productivas, les ayudamos a que reduzcan sus costes, a que puedan mejorar su oferta y a que lo hagan, además, cuidando y protegiendo el entorno medioambiental, haciéndolo más sostenible. También ayudamos a las necesidades de la industria agroalimentaria, facilitando que optimice sus procesos de producción y sea más eficiente.

Anove

Llegados a este punto, mi interlocutor, que ya ha entendido el valor de la mejora vegetal, suele preguntar: – ¿Pero en Anove qué hacéis?

Anove es una asociación sin ánimo de lucro en la que se integran 53 empresas obtentoras y 3 centros públicos de investigación; generan un extraordinario valor añadido para el sector agroalimentario porque son investigadores y proveedores de una innovación esencial para el desarrollo agrícola. Se trata de grandes empresas multinacionales y, sobre todo, de empresas familiares, todas unidas con el objetivo común de hacer posible que el campo español sea una referencia mundial.

– ¿Y lo conseguís? – Pues depende de los cultivos. Por ejemplo, si España es el primer exportador del mundo de frutas y hortalizas es, en parte, por la labor de los obtentores vegetales; tenemos una de las cuatro áreas mundiales donde se concentra la investigación más avanzada. Almería y Murcia son una especie de Sylicon Valley de los productos hortofrutícolas. En España, nuestras empresas tienen nada menos que 52 centros de investigación, más de 20 en Andalucía; el 38% de los empleados son científicos y, de hecho, el 94% de nuestras empresas tiene personal en el área de I+D.

Y entonces es cuando les doy un dato rotundo: las empresas obtentoras revierten en investigación y desarrollo entre el 20 el 30% de su facturación. Esta es una cantidad proporcionalmente mayor que las de dedican las empresas más innovadoras, ya sean del sector farmacéutico, aeroespacial o de las telecomunicaciones. Y es que la innovación y la investigación no son baratas: para poder poner una nueva variedad a disposición de agricultores y consumidores se necesitan muchos recursos: de 10 a 12 años de trabajo y entre 1 y 3 millones de euros.

Medio ambiente

Habitualmente la persona a la que le explico estos detalles se queda asombrada pues casi siempre los desconoce. Si hay tiempo, le hago ver que otra de nuestras grandes apuestas es la de la sostenibilidad y la protección del medio ambiente: tenemos que lograr alimentar a una población mundial que va a llegar a los 9.000 millones de personas, y hemos de hacerlo de modo sostenible.

Por ejemplo, en los últimos 15 años las empresas obtentoras europeas hemos evitado la emisión de cerca de 3,4 billones de toneladas de CO2 en nuestro continente; la mejora genética ayuda a disminuir también el consumo de energía y reduce el agua que las explotaciones agrícolas necesitan. Se calcula que gracias a unas semillas y plantas más eficientes hemos ahorrado en Europa 54.000 millones de metros cúbicos de agua, lo que equivale a unas 22 millones de piscinas olímpicas.

La ventaja de poder escribir esto en Diario de Sevilla es que puedo contar en qué consiste la obtención vegetal no solo a un amigo sino a muchas personas para que comprendan que de la mejora vegetal depende toda la cadena alimentaria; por eso los obtentores vegetales y Anove tienen una función imprescindible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios