Alcances

Heterogéneos portuenses

  • El grupo paralelo de Pedro Perles, Rodoendro, y la peculiar cantautora Marina Gallardo, cierran el ciclo de conciertos del Festival Cinematográfico Alcances

Dos voces distinguidas de El Puerto cierran el ciclo de microconciertos de Alcances. El cantante de Leda Tres, Pedro Perles, estrena hoy su nuevo proyecto, Rodoendro, con tintes intimistas y muy personales, que pronto se verá reflejado en disco. Y la cantautora Marina Gallardo, cuyo primer álbum ha cosechado encendidos elogios de la crítica por su peculiar y exquisito estilo, dará vida mañana a su sorprendente repertorio. Ambos artistas, tan dispares como contemporáneos, mantienen un denominador común, el sonido configurado en el estudio de grabación de Paco Loco, que además colabora con ellos en diversas experiencias en directo. Loco movimiento el que ha creado el productor asturiano en la ribera portuense, poderoso influjo que enriquece la escena musical de la Bahía. Perles y Gallardo, no obstante, caminan a su aire con creciente prestigio en el universo musical tan necesitado de un relevo generacional.

Rodoendro, el grupo paralelo a Leda Tres que refleja la visión de Perles acerca del folk, el rock ácido e incluso la psicodelia, se presenta esta noche en el Baluarte de la Candelaria. Pedro se involucra siempre en propuestas heterogéneas, tan variadas como sus gustos y tan definitorios como su particular modo de combinar sonidos y reinventarlos. Cosmopolita e inclasificable, de febril creatividad, Pedro Perles no sólo lidera las melodías de Leda Tres, que ya prepara su tercer disco, sino que trabaja en solitario, en comandita con Paco Loco o en su faceta de ilustrador de cuentos infantiles, dibujante de postín o diseñador de la portada del último disco de Enrique Bunbury, Hellville de luxe, que así se llama también la casa del rockero aragonés en El Puerto de Santa María.

Perles pertenece a una legendaria estirpe marinera de alicantinos que desembarcaron en la ciudad portuense. Nieto del legendario armador Juan Perles, el músico bromea sobre sus orígenes, "soy un pescador de corcheas", y reconoce que cultiva dos disciplinas abstractas que guardan mucha relación, "sorprende ver cómo los colores de la pintura se parecen tanto a los colores de la música".

Pedro vive un "no parar". "Ya tenemos el primer disco de Rodoendro, estamos grabando el tercero de Leda Tres y además preparamos una sorpresa para Navidad, un concierto con Paco Loco y la Banda Municipal de Música de El Puerto. Paco Loco nos ha proporcionado un arranque notable, somos mucho más voraces con él. Y El Puerto es un hervidero gracias a su trabajo. El Monkey Week, por ejemplo, significará una de las apuestas más arriesgadas a nivel musical de los últimos tiempos".

Marina Gallardo, que estudia Filosofía en Sevilla, también resalta "el prestigio y buen hacer de Paco Loco, con quien he grabado mis dos discos. Paco ha aportado mucho a la música y ofrece una mirada más original, alejada del standard, y capta con precisión el sonido de los músicos". La música de Marina Gallardo destila calidad, una suerte de folk, country, guitarrazos, profundidades, dulzuras y desgarros. Ella también habla de lo heterogéneo, maneja con soltura los cambios de humor y de ritmo musicales, "la vida se define así, no quiero cerrar puertas, prefiero experimentar con estructuras, enriquecer mi estilo". Once canciones, las de su primer disco, que han causado sensación. Comparan a Marina con Cat Power o Kristin Hersh, "la prensa necesita relacionar a los músicos", pero Marina es lo que ha vivido, escuchado, leído o viajado. A sus 24 años, asume que "todo depende de la cultura y la formación, yo canto en inglés porque las canciones lo piden y porque es un instrumento más, me expreso mejor así porque he escuchado casi toda la música en inglés desde pequeña". Hoy menciona algunas músicas favoritas, desde Nina Simone a Smog.

Marina practica también la variedad de tonalidades, desde la austeridad a la pasión, su disco Working to speak así lo atestigua. La cantante portuense fichó por una discográfica merced a su myspace, "les escribí un correo y no me dio tiempo a mandar las maquetas, me escucharon en myspace y ahí nació el disco". Ha terminado ya de grabar el segundo, que será "muy diferente, guarda relación con los estilos pero ofrece otra cara, hay tres instrumentales y suena de otra manera", pongamos que hablamos de evolución. Marina toca con Paco Loco, Remate y Fernando Cañas, ahí es nada.

A vueltas con internet, Marina considera que la red "para unas cosas está bien y para otras no tanto. Donde esté un estudio de grabación, con sonido trabajado, que se quite una maqueta casera de myspace; el consumo rápido impera, saltas de canción en canción y no escuchas un disco con tranquilidad. Y también existen muchos excesos, no todo vale". Precisamente, en su myspace, en el apartado de influencias, Marina no recurre a la música y cita al "curso de la vida, la memoria, los animales, el whisky, los colocones, los amigos, los no amigos, el insomnio, el miedo y el amor".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios