Andalucía

Bravo critica que la Junta socialista se saltase el objetivo de déficit en 2018

  • El desequilibrio alcanzó el 0,51% del PIB frente al 0,41% anunciado inicialmente, indica Juan Bravo

  • El PSOE apremia al consejero de Hacienda a que busque el déficit cero para el Presupuesto de 2020

Juan Bravo, con uno de los blindados que se construyen en Santa Bárbara Juan Bravo, con uno de los blindados que se construyen en Santa Bárbara

Juan Bravo, con uno de los blindados que se construyen en Santa Bárbara / M.G.

Una "desagradable sorpresa" para Juan Bravo. El consejero de Hacienda, Industria y Energía de la Junta, ha revelado que su objetivo de alcanzar el equilibrio financiero en 2020 será más difícil tras descubrir que la Administración socialista se desvió en un 0,1 del objetivo de déficit anunciado inicialmente para 2018.

En una entrevista radiofónica, el consejero andaluz ha explicado que la Junta cerró el año pasado con un déficit del 0,51% del PIB regional. Es más del 0,41% anunciado inicialmente y, por lo tanto un desvío a tener en cuenta del objetivo fijado por el Estado, que estaba situado en el 0,4%.

Se trata del balance del último año completo gestionado por los socialistas en Andalucía. Durante los primeros meses del año fue María Jesús Montero quien ejerció las competencias de Hacienda, pero, tras convertirse en ministra de Hacienda en junio, fue Antonio Ramírez de Arellano quien se hizo cargo del asunto. 

Bravo llamó la atención acerca de que, en 2018 no sólo se incumplió el déficit, sino también "la regla de deuda y de gasto", pese a lo cual desde el actual Gobierno de coalición entre PP y Cs "en ningún momento ha habido ninguna recriminación" al anterior Ejecutivo. Según el consejero, el incremento del déficit se ha calculado después de contemplar "la sentencia del Metro de Sevilla y gastos farmacéuticos que faltaba por imputar" en el pasado ejercicio.

El objetivo del titular de Hacienda es que en los Presupuestos de 2020 -cuyo anteproyecto aprobará el Consejo de Gobierno el próximo viernes-, la Junta busca el "equilibrio" presupuestario, de forma que se intenta pasar de un año 2018 "en el que nos dejaron un déficit de 813 millones de euros, a un déficit cero para 2020".

"Hablamos de un déficit de 2018", año en el que gobernaba el PSOE en un Ejecutivo "en el que no estábamos nosotros", que "venimos a solucionar los problemas, como suele ser habitual", según ha abundado el consejero de Hacienda, quien ha apostado por "buscar soluciones" entre el Gobierno central actual y el Ejecutivo andaluz.

Arellano pide a Bravo que se centre en el déficit de 2019

El portavoz socialista de Hacienda, Antonio Ramírez de Arellano, ha respondido que el Gobierno andaluz "tiene que concentrar sus esfuerzos" en cumplir con el déficit para este año, fijado en el 0,1%, ya que al cierre del primer semestre se situaba en el 0,57% del PIB.

El ex consejero de Hacienda ha restado importancia al plan de ajuste que le exige el Gobierno a la Junta por no cumplir el déficit en 2018 al sobrepasarlo en 151 millones, en la etapa de gobierno del PSOE, porque es algo habitual entre administraciones pedir planes económicos y, en este caso, ha señalado que se debe al pago de unas sentencias, de forma que no ha sido un gasto estructural.

No obstante, ha manifestado que el gobierno andaluz "tiene que hacerse cargo de su realidad" como también lo hizo el PSOE cuando accedió al gobierno de España o en el caso de la comunidad valenciana con la "roncha que dejó el PP en Valencia" al ejecutivo del socialista de Ximo Puig.

El problema, según Ramírez de Arellano, del gobierno andaluz es cumplir este año con el objetivo de déficit, ya que se han consignado 500 millones de IVA, pendientes de cobro pero sin tener ningún compromiso ni documento que garantice su cobro, y ha recordado que el origen está en el cambio que hizo el ministro Cristóbal Montoro en 2017 de la regulación del IVA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios