Andalucía

Ciudadanos deja patente su soledad en la financiación autonómica

  • Juan Marín sostiene que los demás quieren que Andalucía "siga siendo la Cenicienta"

La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, conversa con la presidenta Susana Díaz en el Parlamento. La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, conversa con la presidenta Susana Díaz en el Parlamento.

La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, conversa con la presidenta Susana Díaz en el Parlamento. / josé manuel vidal / efe

Comentarios 2

Ciudadanos se ha quedado solo en el Parlamento al colocarse en contra de la propuesta de reforma de la financiación autonómica que ha elaborado una comisión de diputados. Y el portavoz de los naranjas, Juan Marín, lo hizo con argumentos colaterales, cuando no difícilmente compatibles con la realidad. Por ejemplo, Marín mantiene que la propuesta supondrá un aumento de los impuestos, que servirá "para apretar las tuercas a la clase trabajadora", aunque el documento descarta, explícitamente, que la suficiencia de las comunidades autónomas se logre con una subida de la presión fiscal. Lo que propone el Parlamento -el documento se votará hoy- es que las comunidades participen de un 20% de la recaudación del IVA que hoy llega a la Administración central. Se pasaría, así, de participar en el 50% de los ingresos al 70%. A pesar de los llamamientos del PSOE a su aliado en la Cámara, Ciudadanos se ha seguido oponiendo a la propuesta. Una de las razones, no mencionadas este miércoles por Marín, es que Ciudadanos defienden que las comunidades más ricas tengan una salvaguarda para que no padezcan una financiación peor que las autonomías pobres.

El PP se ha sumado al acuerdo del PSOE, IU y Podemos, aunque ha presentado un conjunto de 23 votos particulares que no serán apoyados. Para Marín, el PP "se va a comer el documento enterito". Y es que el PSOE no ha aceptado ningún voto particular del resto de los grupos.

La portavoz del PP, Carmen Crespo, dedicó su intervención a criticar que el PSOE mantenga discursos diferentes en las comunidades. "Nosotros hemos tenido una altura de miras que no han tenido ninún partido en esta Cámara, han intentado arrinconar al PP, pero no han podido porque nosotros defendemos la igualdad". Crespo recordó que el actual modelo es fruto de un acuerdo del PSOE con ERC en tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero y que, por tanto, los 220.000 andaluces que faltan en el sistema se debe a los socialistas. El reparto entre comunidades se hace de acuerdo con un cálculo que pondera la población con otros factores, y es por lo que la "población efectiva" a la hora del cálculo es menor a la real. El sistema que ahora propone el Parlamento andaluz prioriza la población no sólo para financiar los servicios esenciales, como ahora, sino a la totalidad de las competencias.

El portavoz de IU, Antonio Maíllo, se congratuló de que la propuesta rechace los principios de ordinalidad, defendido por Ciudadanos, y aquel por el que ninguna comunidad pueda perder posiciones respecto al modelo actual. El socialista Mario Jiménez subrayó que el debate no es tanto sobre el modelo territorial de España, sino sobre el concepto de Estado social que también rige la Constitución. "Por eso no comprendemos por qué se han colado otras cosas en el debate ajenas a esta tierra", indicó Mario Jiménez en relación a la posición de Ciudadanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios