Nueva propuesta en la enseñanza

Educación estudia incentivar a los profesores de zonas críticas con un plus económico o de puntuación

  • Las ayudas, que el consejero Imbroda quiere acordar con los sindicatos, servirán para estabilizar las plantillas que trabajan en estos entornos

Colegio situado en el Polígono Sur de Sevilla. Colegio situado en el Polígono Sur de Sevilla.

Colegio situado en el Polígono Sur de Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Incentivar a los docentes que trabajan en colegios de zonas vulnerables. Se trata de una de las ideas que el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, propone para lograr que las plantillas de profesionales de la enseñanza que desarrollan su función en dichos barrios se estabilicen, condición necesaria para mejorar los resultados educativos en tales entornos. 

El titular andaluz de Educación ha lanzado esta propuesta durante el encuentro mantenido con el profesor y músico Sergio López, más conocido como Haze, un sevillano -vecino del barrio de la Candelaria- que tras años en los escenarios decidió retomar los estudios para licenciarse. Un ejemplo de superación en un distrito de Sevilla marcado por altos índices de paro. 

En el acto, organizado por Europa Press, Imbroda ha reconocido que "no todos los docentes están preparados para trabajar en zonas de difícil desempeño", donde, en su opinión, "hay que estabilizar las plantillas de maestros y profesores", pues cada curso rota entre el 70% y el 80% de sus trabajadores, porcentajes demasiado altos que impiden que los planes educativos puestos en marcha en esos centros puedan, al menos, consolidarse. 

Negociación con los sindicatos

"Allí deben estar lo mejores", ha manifestado el consejero, quien a continuación ha propuesto que para lograr que las plantillas sean estables en las zonas de vulnerabilidad económica y social se incentive a los docentes. Una medida -prevista para el curso 2021/22- que habrá que acordar con los sindicatos en mesa sectorialEn esos encuentros se concretará si estos incentivos serán de tipo económico o de puntuación.

Conviene tener en cuenta que en 2008 la Junta (gobernada entonces por el PSOE) sacó adelante una ley para la mejora de la calidad de la enseñanza que dotaba hasta con 7.000 euros a los docentes (de todo tipo de centros) que mejorasen los resultados académicos de sus alumnos. Esta orden provocó una gran división entre los sindicatos y tuvo escasa acogida en sus convocatorias. 

Imbroda ha recordado que en Andalucía hay 600 centros situados en entornos desfavorecidos, para los que ya se han puesto en marcha varios programas de ayuda, como el Impulsa, que dota de recursos materiales a los maestros y profesores para desarrollar acciones formativas y culturales con los menores. A este plan se han acogido 500 centros. 

Otra medida que se ha tomado para atender a los alumnos de estos barrios es la de adelantar al mes de septiembre el programa de refuerzo educativo (PROA), que en condiciones normales no comenzaba hasta finales del primer trimestre o comienzos del segundo. 

Apostar por "la cultura del esfuerzo"

El consejero también ha advertido que Andalucía se "opondrá" a que los alumnos titulen con asignaturas suspensas, como ha aprobado recientemente el Gobierno. "Nuestra apuesta es la cultura del esfuerzo", ha subrayado Imbroda, quien ha advertido que esta situación provocará "desigualdades" entre las comunidades autónomas a la hora de acceder a la universidad y al mercado laboral. 

"Pasar de curso con suspensos supone una falta de respeto al alumnado y al trabajo docente", ha aseverado el consejero, quien ha insistido en que "en esta cuestión, el Gobierno de España nos va a tener enfrente". 

También se ha referido a la apuesta de la Consejería de Educación por la FP como línea estratégica. "Queremos una Formación Profesional de calidad", ha indicado Imbroda, que ha hecho hincapié en que esta enseñanza "es más directa hacia el mercado laboral que otros itinerarios educativos". No obstante, ha insistido en que "todas las etapas son complementarias y no excluyentes". "La FP no debe ser finalista, sino continuista, pues los alumnos no deben dejar de formarse", ha abundado. 

Los ejemplos a seguir

Por su parte, el profesor y cantante Sergio López ha pedido que se atienda especialmente a los menores que desean seguir estudiando y que, por motivos económicos y sociales de sus familias, no pueden hacerlo. De igual modo, ha propuesto que se destaquen como modelos a seguir por los jóvenes aquellas personas que han logrado salir adelante desde la educación en entornos desfavorecidos, frente a otros modelos más mediáticos que representan el éxito fácil. 

Este profesional de la enseñanza -conocido por sus canciones de rap- ha lamentado que en España las leyes educativas cambien en función del partido que gobierna, motivo por el cual exige mayor acuerdo en este ámbito esencial para acabar con las desigualdades sociales. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios