Andalucía

La familia Galindo estudia identificar a su abuelo enterrado junto a Lorca

  • En función del desarrollo de la exhumación, adoptarán una postura definitiva · El nieto de Galadí solicita que los restos del banderillero se queden en la fosa de Alfacar

La familia del maestro republicano Dióscoro Galindo, supuestamente enterrado en la misma fosa común que Federico García Lorca, los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas, así como (según sostienen sus familiares) Fermín Roldán y Miguel Cobo, no descarta ahora identificar sus restos una vez haya comenzado la exhumación en Alfacar (Granada), cuyos trabajos arrancan mañana y se prolongarán durante cuatro meses.

El cambio de opinión de la familia biológica del represaliado se produce tras conocer la noticia de que los trabajos de apertura de la fosa se van a iniciar ya, si bien esta familia sigue en contra de que la misma se lleve a cabo. Llegados a este punto, el bisnieto del maestro, Raúl Guindal, confía en que la Consejería de Justicia se ponga en contacto con su familia si el análisis antropológico de los huesos determina su identificación, lo que sería una tarea sencilla si se tiene en cuenta que le faltaba una pierna. La opinión de la familia -contraria a la exhumación- ya quedó patente en la alegación presentada ante la administración autonómica, pero, puesto que las tareas son "inminentes", esperará a ver cómo se desarrollan los trabajos para adoptar una postura concreta.

Según anunció el pasado viernes la consejera de Justicia, Begoña Álvarez, el parque de Alfacar ha sido declarado recientemente "lugar apto para el enterramiento", de modo que los restos exhumados y no identificados podrán reposar en este paraje y no serán llevados, tal y como establece el protocolo de exhumaciones andaluz, al cementerio del municipio al que corresponda el terreno, en este caso el camposanto de Alfacar.

Tras este anuncio, Francisco Galadí, nieto del banderillero enterrado junto a Lorca, ha solicitado a la Consejería que sus restos permanezcan en el parque una vez que sean indentificados. Así lo ha explicado a este periódico Juan Gallo, comisario de la Memoria Histórica de la Junta de Andalucía. Sin embargo, la postura de la familia biológica de Galindo es contraria a la de los descendientes de Galadí: "Sacar los huesos y devolverlos al mismo lugar sería un poco chapucero", sostiene Guindal.

Al igual que la familia Lorca, que se ha reservado el derecho a solicitar su identificación -están dispuestos aproporcionar ADN-, los Galindo estarían dispuestos a colaborar con Justicia una vez que valoren el desarrollo de los trabajos. No en vano, Guindal califica la decisión de los herederos de Federico como "totalmente lógica".

Los trabajos en el parque de Alfacar se desarrollarán a partir de mañana. Las investigaciones previas a la exhumación del Instituto Andaluz de Geofísica, que trabajó en los terrenos con georradar entre los días 21 y 30 del pasado septiembre, han revelado la existencia de seis zonas de interés, que se encuentran a una profundidad de entre 0,60 y 1,80 metros. En una primera fase, una carpa metálica, de 10 por 20 metros, se instalará en cuatro de estas zonas y posteriormente la estructura se trasladará a los otros dos enclaves en los que se han detectado movimientos de tierra. Todos los restos que se encuentren serán individualizados y, tras la identificación antropológica, a aquellos que hayan sido reclamados se les practicará el análisis de su ADN.

4

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios