Andalucía

Griñán iniciará la reforma de la Junta con el recorte de delegados provinciales

  • Un grupo de expertos tendrá en primavera las propuestas para adelgazar este bloque de altos cargos · El presidente se comprometió en su investidura a que las provincias tuvieran mayor poder de decisión

Comentarios 1

El Gobierno andaluz acometerá a partir de la próxima primavera una reforma de la Administración autonómica que se concretará a final de 2010 y supondrá una "reducción" de las delegaciones provinciales, una iniciativa que perfilará un grupo de trabajo compuesto por expertos -de Administración, Hacienda y de otras ramas- que junto a responsables públicos se constituirá este otoño.

"La Junta de Andalucía tiene una Administración central, empresarial y periférica que tiene que reformarse. Es muy compleja y complicada, y en las provincias no puede haber tantas delegaciones como consejerías y hay que simplificar", esgrimió en una entrevista con Efe el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán.

La supresión de delegados provinciales -112 en la actualidad, de 14 consejerías, todas salvo Presidencia- es la primera medida concreta que anuncia Griñán en su apuesta por llevar a cabo una reforma de la Administración autonómica y hacerla más ágil y eficiente. La intención la expresó Griñán en el debate de investidura el pasado abril, cuando encumbró la descentralización política y administrativa como uno de los puntos centrales de su acción de gobierno. A las leyes que concretan las competencias básicas de los ayuntamientos y los recursos para ejercerlas -que ya han sido remitidas al Parlamento-, Griñán sumó entonces una descentralización en el seno de la Junta para "potenciar la capacidad decisoria de su estructura provincial y territorial". Griñán denostó la "necesidad de que sean siempre los órganos centrales autonómicos los que hayan de tener la decisión de cualquier expediente". "Que la mayoría de los asuntos de Málaga, Granada, Córdoba, Jaén, Huelva, Cádiz, Almería o Sevilla, se resuelvan en cada una de las provincias", dijo para prometer a continuación el proyecto básico de reforma de la Administración de la Junta.

Este grupo de trabajo aportará propuestas, que podrían ir por una aglomeración de funciones de algunos delegados provinciales o por que algunas competencias las asuma el delegado del Gobierno andaluz, dependiente de la Consejería de Gobernación que Griñán dejó en manos de uno de Luis Pizarro, vicesecretario general socialista. La reforma de la Administración autonómica, que se materializará en la segunda mitad de 2010, será impulsada desde la Consejería de Presidencia en colaboración con las de Gobernación, Justicia y Economía.

El calendario que se ha fijado el Ejecutivo andaluz contempla, una vez perfiladas las propuestas del grupo de trabajo, abrir lo que el presidente denominó como la fase de la "instrumentalización legislativa".

Griñán no descartó que su aplicación sea mediante decretos e incluso que haya que modificar alguna de las actuales leyes que regulan el funcionamiento de la administración, aunque dejó claro que, sea como fuere, la administración central y periférica serán "distintas" cuando concluya la reforma. "La periférica será más reducida, con menos delegaciones provinciales, pero con mayor concentración de funciones", subrayó el jefe del Ejecutivo.

Una de las propuestas sobre este aspecto la realizó el PP andaluz en la pasada campaña electoral, que luego completó en planes de austeridad o anticrisis. Además de que los delegados provinciales fuesen funcionarios, el PP andaluz propone reducir el número de delegados provinciales en cada provincia pasando de los catorce actuales a siete (56) y que serían de Presidencia, Administración Local y Justicia (con competencias de Gobernación y Administración Pública); de Economía, Hacienda y Comercio, (con competencias en Empresa y Turismo); de Educación, Cultura y Deporte (con competencias en Juventud); de Aguas, Medioambiente e Infraestructuras (con competencias en Ordenación del Territorio y Vivienda); de Igualdad de Oportunidades, Empleo e Inmigración, (con competencias en Innovación, Universidad e Industria); de Salud y Bienestar Social, y de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios