Educación

La Junta contratará a 6.300 profesores para desdoblar aulas el próximo curso

  • Se creará la figura del coordinador Covid que activará un protocolo de seguridad en caso de contagio

  • Educación destinará 25 millones de euros a adecuar las instalaciones para casos de emergencia

  • La brecha digital ha afectado a 90.000 menores andaluces durante el estado de alarma

Clase de Primaria en un colegio público de Andalucía. Clase de Primaria en un colegio público de Andalucía.

Clase de Primaria en un colegio público de Andalucía. / D. S.

La Junta de Andalucía contratará a 6.300 profesores el próximo curso para desdoblar las aulas en las que se superen los 20 alumnos. Se trata de una de medidas que se pondrá en marcha para hacer frente a la pandemia del Covid-19 y que ha sido anunciada este martes por el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, en la comparecencia que ha tenido lugar tras el consejo de Gobierno. Esta dotación, junto a otras mejoras, supone una inversión que supera los 600 millones de euros.

A estos 6.300 profesionales de la enseñanza se sumarán 152 PTIS (personal técnico de integración social) y 1.600 trabajadores para la limpieza y desinfección de los centros educativos, donde a partir de septiembre se desarrollará un modelo educativo presencial "seguro". De dicho aumento se beneficiarán tanto la enseñanza pública como la concertada.

Cada equipo directivo se encargará de la distribución de este personal de apoyo y de buscar, si hiciera falta, espacios para estos desdobles, para lo que el consejero ha sopesado la posibilidad de que las clases puedan desarrollarse en otros equipamientos municipales. Para ello, será necesaria la colaboración de los ayuntamientos, que también han de implicarse en la regulación de los accesos a los colegios.

Imbroda ha adelantado que entre el personal docente se nombrará a un coordinador Covid, que se encargará del seguimiento sanitario del centro y de trasladarle la información a la Consejería de Salud y Familias. Estas horas de trabajo serán cubiertas por otro docente, para lo que se contratará a 186 profesionales. Dicho coordinador será el responsable, en colaboración con las autoridades sanitarias, de activar un protocolo de seguridad ante algún brote o contagio en un colegio o instituto, situación en la que podrá determinarse el cierre de las instalaciones y el aislamiento de alumnos. 

El consejero de Educación ha afirmado que en los casos en los que no se pueda mantener el distanciamiento de un metro y medio de seguridad entre los alumnos, la mascarilla será obligatoria

Otra de las medidas para el próximo curso será la inversión de 25 millones de euros que se destinarán a los centros de enseñanza para que amplíen o reformen sus instalaciones y que éstas se encuentren preparadas para casos de emergencia. Estos espacios servirán para mantener el distanciamiento de seguridad entre la comunidad educativa. 

Por otro lado, Imbroda se ha referido a la brecha digital sufrida este último trimestre (desarrollado en su totalidad de forma telemática), que ha afectado a 90.000 menores. De ellos, 30.000 se han "desconectado" por falta de dispositivos. Este colectivo se encuentra totalmente identificado para que la carencia que ha tenido se pueda solventar el próximo curso con programas personalizados. 

Otra cifra a tener en cuenta son los 150.000 dispositivos digitales que la Junta comprará para que los centros los repartan a partir de septiembre entre sus docentes. Se trata de una de medidas contempladas para la mejora tecnológica de colegios, institutos y conservatorios, ante el déficit detectado en el estado de alarma. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios