Andalucía

La Junta entrega a Vox los datos de los trabajadores de la violencia de género

  • Francisco Serrano se queja de que la mitad no están colegiados

Manuel Gavira y Francisco Serrano en el parlamento Manuel Gavira y Francisco Serrano en el parlamento

Manuel Gavira y Francisco Serrano en el parlamento

En su segundo intento, Vox logró los datos de los trabajadores de la violencia de género. El presidente del grupo parlamentario minoritario en la Cámara, Francisco Serrano, ha revelado que la Administración les ha remitido ya la información que solicitaron sobre los médicos, psicólogos y trabajadores sociales de las unidades de violencia de género en la región.

"Al final teníamos razón" porque "más del 50% no están colegiados", ha explicado Serrano en una entrevista en 7TV, donde calificó  como "escandaloso y gravísimo" que más de la mitad de los trabajadores que integran los equipos de atención psicosocial y evaluación de la violencia de género en Andalucía "no estén colegiados". 

Lo que obra en poder de Vox es información sobre el número de trabajadores, su titulación y el dato sobre su colegiación. Ni nombres, ni apellidos, ni números de colegiación, como solicitaron en un principio. Ese fue justo el motivo por el cual la Mesa del Parlamento no admitió a trámite la petición de información, pues incumplía la Ley de Protección de Datos.

Ahora Serrano no descarta ampliar su petición de información para conocer su distribución por categorías profesionales. En opinión del diputado de Vox, el hecho de que existan trabajadores no colegiados en un ámbito tan delicado como la lucha contra la violencia de género supone que personal "no cualificado sin ningún control ni responsabilidad deontológica" está prestando este servicio

"Si para ser médico hay que pasar un MIR, para ser psicólogo igual y no puede bastar con haber seguido un curso de violencia de género", ha argumentado Serrano en la entrevista, en la cual ha garantizado que Vox nunca ha pretendido hacer "listas negras" como ha denunciado el PSOE, al que ha acusado de "no querer que se conocieran" estos datos para ocultar su "enchufismo y clientelismo".

La polémica en el debate electoral

Esta petición de Vox levantó una polvareda en plena campaña electoral, cuando el presidente del Gobierno y candidato socialista, Pedro Sánchez, esgrimió un documento aludiendo a esas "listas negras" de Vox en Andalucía. El líder del PSOE se confundió, pues lo que figuraba en el escrito era una notificación a uno de esos trabajadores para solicitar su permiso para dar sus datos, pero no a petición de Vox. 

Se trataba de una solicitud de un ciudadano al Portal de Transparencia de la Junta de Andalucía en los mismos términos que la petición de Vox. Lo que si es cierto es que la petición de dicho ciudadano en la web de información publica de la Junta se produjo al calor de la exigencia de Vox en el Parlamento, a la que tiene derecho como grupo de la Cámara. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios