Brote de listeriosis

La Junta no informó al Ayuntamiento de Sevilla de que Magrudis amplió la fábrica

  • Se investiga ahora si las obras se hicieron de forma correcta

Fábrica de Magrudis, en el Polígono El Pino. Fábrica de Magrudis, en el Polígono El Pino.

Fábrica de Magrudis, en el Polígono El Pino. / EFE

El Ayuntamiento de Sevilla no tuvo constancia alguna de que la fábrica de Magrudis, la empresa que produce la carne mechada infectada con listeria y que comercializa bajo la marca La Mechá, hubiera ampliado sus instalaciones. Los responsables municipales de Consumo –la competencia sobre esta actividad está traspasada a la administración local– lo han conocido durante la investigación que se lleva a cabo tras decretarse la alerta sanitaria.

Esta ampliación fue notificada a la Consejería de Salud y Familias el 31 de julio, cuando ya los casos por listeriosis habían aumentado por encima de la media habitual, aunque todavía no se podían relacionar con un brote. En dicho documento –al que ha tenido acceso este periódico– se detalla que se había anexionado la nave contigua a la fábrica y que se había llevado a cabo “una reforma y distribución del espacio destinado a producción y elaboración”.

De igual modo, se garantizaba que en este proceso se mantuvieron las condiciones técnicos sanitarias y el funcionamiento del sistema de autocontrol que la empresa posee desde 2017.

La Junta analiza estos días si dicha ampliación se ha hecho de forma adecuada, unos trabajos que debieron ser comunicados al Ayuntamiento, responsable de inspeccionar si la anexión afectó al sistema de producción y a sus condiciones de higiene.

Por otro lado, la información enviada por las autoridades sanitarias españolas a la Comisión Europea destaca que el nivel de concentración de listeria en la carne mechada de La Mechá supera en más de 150 veces el límite permitido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios