Reparto de fondos territorial La Junta insiste en que la reforma de la financiación "no admite demora"

  • El consejero de Hacienda, Antonio Ramírez de Arellano, recuerda que "negociar un nuevo modelo sigue siendo una prioridad de la legislatura"

El consejero de Economía y Hacienda, Antonio Ramírez de Arellano, durante su comparecencia ayer en el Parlamento. El consejero de Economía y Hacienda, Antonio Ramírez de Arellano, durante su comparecencia ayer en el Parlamento.

El consejero de Economía y Hacienda, Antonio Ramírez de Arellano, durante su comparecencia ayer en el Parlamento. / M. G.

El Gobierno de la Junta lo tiene claro. No por mucho repetirse mil veces una imprecisión, tal aserto va a convertirse en una verdad. La imprecisión, según el consejero de Economía y Hacienda, Antonio Ramírez de Arellano, consiste en que, pese a que la oposición repita hasta el hartazgo que el criterio desde Andalucía sobre la necesidad de un nuevo acuerdo de financiación autonómica va a verse apaciguado con un Gobierno amigo, en San Telmo van a continuar exigiendo la reforma del modelo, pues es algo que "no admite más demoras ni aplazamientos".

Así lo declaró Ramírez de Arellano durante su comparecencia en la Comisión de Economía y Hacienda del Parlamento, en la que se enfrentó a las interpelaciones de las diferentes formaciones políticas. El consejero insistió en la sede parlamentaria lo manifestado los días anteriores. Que nada afecta que el Gobierno central tenga color socialista y que nada influye que la ministra del ramo sea la antigua consejera andaluza, María Jesús Montero, quien años atrás actuó de ariete contra el ex ministro del ramo, Cristóbal Montoro. "La gran prioridad en lo que resta de legislatura será iniciar la negociación de la reforma del modelo", dijo ayer Arellano.

El Ejecutivo andaluz no tiene dudas al respecto. Por eso acumula una semana buscando aliados en Andalucía. De entrada, al Parlamento lo quiere consigo y, por eso, lleva días instando a los grupos políticos a que ratifiquen la moción aprobada el pasado mes marzo a la que sólo le faltó la votación favorable de Ciudadanos. El objetivo del PSOE-A, pese a las reticencias iniciales del PP-A, es reunir la unanimidad y volver a la carga a pesar de las reservas de Pedro Sánchez, quien ha de llevar a cabo la cuadratura del círculo.

"Es condición inexcusable lograr un amplio consenso en las Cortes Generales, así como un acuerdo entre el Gobierno central y las comunidades autonómicas. Por eso, será importante que este Parlamento ratifique el mensaje acordado en marzo", declaró Arellano. La citada iniciativa andaluza, subrayó el consejero, es en estos momentos la única propuesta sobre la mesa en cuanto a la reforma del modelo. Y tal documento podría ser "trasladable" al resto de las comunidades autónomas. Y que luego las fuerzas políticas regionales remitan sus planteamientos a Madrid, pues "son absolutamente justos".

Ante la insistencia de la oposición, el consejero indicó que espera que la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) –foro donde se reúnen las administraciones autonómicas y el Ministerio de Hacienda para negociar los aspectos dinerarios– sea "inmediata". "Y si no sucede así, lo pediremos", apuntó Arellano, quien recordó que el ministerio convocará dos reuniones antes de agosto.

Pese al contundente anuncio de Pedro Sánchez de que no habría reforma de la financiación en lo que queda de legislatura, la Junta en Andalucía aún confía en que la haya. La partida está abierta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios