La formación de los docentes, en el punto de mira

El 'MIR educativo' en Andalucía: ¿una ocurrencia inviable o una oportunidad para mejorar la enseñanza?

  • Educación propone un "MIR educativo" de dos o tres años

  • Javier Imbroda insiste en el déficit de preparación de los docentes y en la necesidad de mejorar el sistema de acceso con más formación y un año de "prácticas reales"

  • Íñigo Méndez de Lugo y Adelaida de la Calle lo propusieron siendo titulares de Educación en el Gobierno y en la Junta sin lograr siquiera esbozarlo

Aspirantes al Cuerpo de Maestro, en una de las últimas convocatorias de oposiciones. Aspirantes al Cuerpo de Maestro, en una de las últimas convocatorias de oposiciones.

Aspirantes al Cuerpo de Maestro, en una de las últimas convocatorias de oposiciones. / Josué Correa (Huelva)

Comentarios 9

Más formación, más dura, con un periodo de "prácticas reales" y con un itinerario de acceso "directo" al puesto de trabajo una vez superado el proceso. Así podría sintetizarse el esbozo que el consejero de Educación, Javier Imbroda, ha planteado esta mañana sobre lo que ya se conoce como el "MIR educativo" y que está desencadenando un importante debate entre opositores, sindicatos y maestros por las implicaciones mismas de la iniciativa y por las posibilidades efectivas de su puesta en marcha.

No es ninguna reflexión apresurada del nuevo titular de Educación. Imbroda está convencido de la urgencia de mejorar la calidad de la enseñanza en Andalucía -fue eje de su intervención en el reciente foro organizado por Diario de Sevilla- y de estudiar cuanto antes la instauración de un "MIR educativo" para avanzar en la formación de los futuros docentes.

En respuesta a esta preocupación, que comparte todo el equipo de gobierno de la nueva Junta, el consejero de Educación ha anunciado este miércoles la intención de crear mesas de trabajo entre las universidades andaluzas y su departamento a la vuelta del verano para analizar iniciativas para "valorar y prestigiar a los docentes".

Según ha detallado Imbroda, quien ha afirmado en el Parlamento "no estar nada convencido" del actual sistema de acceso de los docentes a la carrera profesional, los profesores estudiarán "tres años de conocimiento", al que se añadirá un año de prácticas "reales". 

Una vez que termine el grado, ha dicho Imbroda, los aspirantes a la plaza de funcionario realizarían ese "MIR educativo" con una duración de "dos o tres años". Tal periodo serviría, como en el caso de los médicos, a la especializarán de los futuros docentes, que incluiría un "acceso directo" al puesto de trabajo, ha anunciado el consejero. 

Críticas sindicales

Fuentes sindicales consultadas por este periódico han señalado que, pese a que deben estudiar con detenimiento el sistema de acceso que proponga la Consejería de Educación, la propuesta tiene visos de limitarse a una “simple ocurrencia”. 

Además de cuestionar que sea la Junta de Andalucía la administración que pueda acometer una reforma del acceso a la profesión de los docentes, los sindicatos apuntan a que la planificación de prácticas con dos o tres años de duración puedan repercutir en futuras ofertas de empleo público, abriendo la puerta a una "nueva clase de precariado"

El problema principal, a tenor de lo indicado por las fuentes sindicales consultadas, opuestas a la reforma por insinuar que el problema educativo al profesorado, es que las comunidades autónomas no respetan el modelo actual de acceso y formación. 

Los opositores, con la norma vigente, tienen que realizar un periodo de prácticas de mínimo cuatro meses y máximo un año aunque hayan aprobado.

Precedentes

EL MIR educativo fue propuesto por el segundo ministro de Educación con Mariano Rajoy, Íñigo Méndez de Vigo, a principios de 2018. La iniciativa estaba incluida en el programa electoral del PP de 2011, pero no prosperó finalmente. 

Adelaida de la Calle, consejera de Educación de la Junta de Andalucía con Susana Díaz, propuso igualmente el cambio de modelo de acceso de los docentes, apuntando al ministerio para que lo llevara a cabo. 

Hasta ahora, ninguna de las propuestas ha llegado a concretarse ni fijarse siquiera un borrador analizable para intentar debatirlo y evaluar las posibilidades efectivas de su puesta en marcha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios