Sevilla

Miguel Carcaño y otros 3 imputados se enfrentarán a un jurado popular

  • El instructor entiende que los delitos que se pueden imputar a los cuatro implicados son "conexos" · Tanto la Fiscalía como la acusación particular habían reclamado ya que se aplicase la ley del jurado

Comentarios 45

Miguel Carcaño y los otros tres imputados en la causa abierta por el asesinato de Marta del Castillo se tendrán que someter al veredicto de un jurado popular, integrado por nueve ciudadanos anónimos. El juez de Instrucción número 4 de Sevilla, Francisco de Asís Molina, que investiga el caso, acordó ayer que el procedimiento se tramite por la ley del Jurado porque los delitos que pueden imputarse a los implicados son "conexos" y se enmarcan en la última jurisprudencia del Tribunal Supremo.

El magistrado entiende que los hechos cuya autoría se atribuyen a Miguel Carcaño, a su hermano Javier Delgado Moreno, a María García -la novia de éste último- y a su amigo Samuel Benítez Pérez pueden constituir delitos de asesinato, violación y encubrimiento, "sin que sea el momento de concretar el grado de participación de los imputados", según fuentes del caso.

El auto recuerda que la ley del Jurado atribuye a esta institución la competencia para enjuiciar el delito de asesinato -no la violación y el encubrimiento-, aunque puntualiza que el artículo 5 de esta norma contempla la figura de la "conexidad" de los hechos, lo que puede ampliar el enjuiciamiento a los delitos que no sean de su estricta competencia, siempre que esta conexión tenga su origen en alguno de los siguientes supuestos: "que dos o más personas reunidas cometan simultáneamente los distintos delitos; que dos o más personas cometan más de un delito en distintos lugares o tiempos, si hubiere precedido concierto para ello; o que alguno de los delitos se haya cometido para perpetrar otros, facilitar su ejecución o procurar su impunidad".

Es precisamente en este último aspecto en el que hace hincapié el instructor para determinar la competencia del jurado en el crimen de Marta, por cuanto el juez cree que "parece evidente" la vinculación existente entre los delitos que se investigan, hasta el punto de que advierte una "especial relación instrumental o de facilitación de su ejecución o de favorecimiento de la posterior impunidad" entre unos y otros delitos. Y añade que, en aplicación de la nueva jurisprudencia del Tribunal Supremo y del artículo 5.2.c de la ley del jurado, el asesinato de Marta pudo cometerse para "facilitar u ocultar" el delito de violación: "La vinculación existente entre ellos -los delitos que se investigan- satisface cumplidamente la exigencia en la norma atributiva de esa competencia".

Este argumento cobra especial relevancia si se tiene en cuenta asimismo que, más de siete meses después de que se produjera el asesinato de Marta, la noche del 24 de enero, aún no ha aparecido el cuerpo de la joven y ninguno de los imputados ha facilitado una pista para hallar el cadáver después de haber rastreado el río Guadalquivir y el vertedero de Alcalá de Guadaíra.

El auto analiza ampliamente la última jurisprudencia del Supremo y acuerda que la causa por el asesinato de Marta del Castillo se tramite por la ley del Jurado, tal y como habían solicitado la Fiscalía hispalense y la acusación particular que ejercen los padres de la joven asesinada. La fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, aseguró entonces que el delito de asesinato y la posterior ocultación del cuerpo de la víctima fueron cometidos por los inculpados "con el propósito claro de procurar la impunidad del anterior delito de agresión sexual", por lo que la relación entre ambos encajaba "perfectamente" en la última jurisprudencia. Los padres de Marta también solicitaron el tribunal compuesto por ciudadanos porque consideran que todos los imputados actuaron desde el momento del crimen y hasta el presente "en perfecta coordinación de movimientos".

La decisión sobre cómo se juzgará a los sospechosos de la desaparición de Marta implica que la instrucción se encuentra prácticamente finalizada y el juez ya ha comenzado la tramitación de la causa por el procedimiento del jurado. De esta forma, el magistrado ha citado a los cuatro implicados en la causa, a sus abogados, a la Fiscalía y al abogado de la acusación particular a una comparecencia que tendrá lugar el próximo 9 de septiembre, al objeto de concretar los cargos que pesan contra cada uno de los sospechosos.

En esa vista, prevista en el artículo 25 de la ley del Jurado, el fiscal y el abogado de los padres de Marta, podrán imputar formalmente los delitos de asesinato y violación a Miguel Carcaño, y también plantearán la imputación contra los otros jóvenes que, según el auto de incoación del jurado dictado ayer por el magistrado, pueden ser acusados de delitos de asesinato y/o encubrimiento. En esta vista, los abogados de los cuatro imputados podrán solicitar el sobreseimiento de la causa, petición que fue planteada con anterioridad en el proceso por los letrados de Javier Delgado y su novia, María García, y que fue rechazada por el instructor.

De forma paralela, el juzgado de Menores tramita un expediente de reforma a un quinto imputado, el menor de 15 años a quien Carcaño acusó en su última declaración de ser el autor material de la muerte de Marta, al haberla estrangulado supuestamente con un cable. El joven está internado en un centro de menores desde su detención, en febrero pasado, y será juzgado ante la jurisdicción de Menores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios