Millenials Weddings Las bodas de una nueva generación

  • Caballerizas Reales acoge una muestra sobre las tendencias nupciales de los más jóvenes

Asistentes a la muestra Millenials Weddings, en Caballerizas Reales Asistentes a la muestra Millenials Weddings, en Caballerizas Reales

Asistentes a la muestra Millenials Weddings, en Caballerizas Reales / Juan Ayala

La generación de los 'millenials', se supone que son aquellos que nacieron entre los 80 del pasado siglo hasta el 2000, también pasa por el altar. Y claro, ellos que son pura tendencia también tienen la suyas propias a la hora de contraer matrimonio.

Y todas estas nuevas tendencias se pueden ver en la segunda edición de la muestra Millenials Weddings (bodas de millenials) que se celebra en las Caballerizas Reales y que ha unido a más de una veintena de empresas. 

"De aquí puedes salir casada", sostiene Alberto Sánchez, uno de los responsables de la firma Mereras Catering que participa en la muestra. 

Desde un fotomatón tamaño XL en forma de espejo que crea un mensaje al mismo tiempo que hace la fotografía hasta un DJ. Desde mesas de dulces de repostería creativa hasta un bufé de shushi o de quesos, o hamburguesas de una franquicia para la recena, en el caso de que la boda sea nocturna.

Fotomatón que se puede instalar en cualquier celebración nupcial Fotomatón que se puede instalar en cualquier celebración nupcial

Fotomatón que se puede instalar en cualquier celebración nupcial / Juan Ayala

La variedad y, los gustos de los novios, han cambiado en los últimos años que ya es difícil acudir a una boda en la que no falten este tipo de artículos. Así que tampoco falta la decoración desde las flores -por cierto, que son tendencia los arreglos florales tipo silvestre y rústico, según indican desde Andaluflor-, ni tampoco la llegada a la iglesia a al juzgado en una furgoneta o un sidecar. 

"Somos proveedores jóvenes y buscamos hacer algo actual y divertido", expone Sánchez, quien asegura sin reparo alguno que ahora "los propios novios huyen de la boda tradicional". 

La música tampoco puede faltar en una boda y, en este caso, la muestra cuenta con la participación de Radio 90 y de la cantante Ana de Lois, quien explica que ella tiene un repertorio de "grandes clásicos de la música", si bien, hace alguna que otra concesión al gusto de los novios.

Y, claro, para asistir a una boda es preceptiva una invitación, de las que se encarga Cristina Arévalo. También en este sector hay una tendencia predominante, que no es otra que "la caligrafía a mano", señala, al tiempo que añade que han vuelto los "sellos lacrados". A su juicio, cualquier invitación de boda es "su carta de presentación y dice mucho de lo que va a ser" ese día.

La moda, en el caso de las invitadas, también esta presente en esta cita nupcial de Caballerizas Reales con la participación de una tienda de ropa de la capital, al igual que el maestro de ceremonias, sesión de maquillaje y peluquería y fotografía. Todo lo que falta ahora es decir: sí quiero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios