Andalucía

Muere el décimo lince atropellado en la región en lo que va de año

Un ejemplar de lince ibérico, un macho aparentemente adulto y sin identificar, apareció el jueves muerto a escasos 500 metros del Puente del Balneario, en el término municipal de Marmolejo (Jaén), por lo que si se confirma el atropello como causa de la muerte, supondría el décimo caso trascendido en Andalucía a lo largo del año 2016.

El suceso, según los datos del proyecto LIFE+Iberlince cse conoció a primera hora de la mañana de este jueves, cuando técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio adscritos al programa recibieron el aviso y encontraron el cuerpo, con indicios que hacen sospechar de un atropello. El cadáver del animal, como es preceptivo en estos casos, ha sido trasladado al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre (CAD) de la Junta de Andalucía, donde se le está practicando la necropsia.

Otro caso reciente tuvo lugar a principios de agosto, cuando un ejemplar de lince ibérico, un macho de tres años de edad y radiomarcado, apareció muerto en la carretera A-4, en el término municipal de Bailén (Jaén). De hecho, los tramos de las carreteras A-4 -a su paso por Bailén- y N-420 -en su trazado Cardeña-Montoro, en Córdoba- son dos de los recurrentes puntos negros de la comunidad andaluza para los linces ibéricos.

Para evitar esto, en el primer trimestre del año trascendía que el Ministerio de Fomento había iniciado los proyectos de intervención en ambos tramos para propiciar la instauración de nuevas infraestructuras que eviten el atropello de linces ibéricos en estas zonas. Concretamente, respecto a la A-4 se trabaja para la habilitación de un paso de fauna, así como para las actuaciones de mantenimiento propias de una autovía "vieja", mientras que en la N-420 la situación es "más complicada" al no haber obligación en una vía nacional de vallado, como sí ocurre en las autovías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios