La Cónsula La formación de los chefs del futuro en Málaga

Municipal La subida del agua, "culpa" del Gobierno

Andalucía

El PSOE detecta "falta de respeto" en la banca y la patronal a su diálogo con IU

  • Mar Moreno tilda de "intolerable" el "ataque despiadado" que está recibiendo el voto de los andaluces por parte de "algunos sectores muy poderosos del país" · Advierte al PP que no formarán un Gobierno "dócil".

"Aunque se rompan los planes del PP y de algunos sectores muy poderosos del país, nosotros pedimos respeto a las decisiones que toma Andalucía". La consejera de la Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz en funciones, Mar Moreno, rechazó de plano ayer lo que considera un ataque "despiadado" de parte de la banca y de la patronal, y por descontado del PP, contra las negociaciones que han emprendido el PSOE e IU-CA para llegar a un acuerdo de gobierno para la próxima legislatura.

Los socialistas han detectado en la censura realizada a esos contactos entre ambas formaciones una "falta de respeto" hacia el voto que los andaluces emitieron el pasado 25-M. Para justificar esa negociación a dos bandas, el punto de partida del PSOE y de IU es claro: Andalucía votó a la izquierda, a pesar de la victoria del PP, y ambas están condenadas a entenderse porque así lo ha demandado el electorado. Ese es el mensaje que vocean desde el día después de las elecciones socialistas y la federación de izquierdas.

Por eso ayer, Moreno, también miembro de la delegación del PSOE en la mesa de negociaciones con IU-CA, arremetió contra las "opiniones que expresan algunos miembros de la patronal, la banca y empresas editoriales de comunicación sobre el diálogo abierto entre dos fuerzas políticas que merecen todo el respeto y que han tenido un gran respaldo en las urnas". Tras reiterar su petición de "respeto a las decisiones que toma Andalucía en su pleno ejercicio de libertad de voto", Moreno advirtió a los populares de que el Gobierno de izquierdas que salga del acuerdo entre los socialistas e IU-CA "no va a ser dócil, no se callará y no va a tragar con todo". Esa oposición frontal desde el Palacio de San Telmo ya tiene un objetivo: la "litigiosidad claramente partidaria que empezó el Gobierno del PP cuando nos recurrió la Ley de Incompatibilidad alcalde-diputado y que ha seguido ahora con la subasta de fármacos".

Moreno explicó que para este período político "hay dos coordenadas muy importantes" encima de la mesa y que tanto IU como PSOE defienden: "Que Andalucía puede tener una voz gubernamental que no va a estar callada ni en silencio permitiendo atropellos a los derechos de los andaluces o de la gran clase media y trabajadora de la comunidad, es decir, que no vamos a ser un Gobierno dócil y que no vamos a estar callados cuando consideremos que se producen atropellos a estos derechos; y que esto es perfectamente compatible con el respeto que pedimos y que ofrecemos al Gobierno central dentro de la autonomía de cada cual".

Por otra parte, las asambleas locales de IU ya han convocado a las bases de la coalición para mantener un encuentro en el que se debata sobre la conveniencia o no de establecer pactos con el PSOE . La reunión, para la que se espera que se sumen más de un centenar de asambleas locales, tendrá lugar mañana en la localidad sevillana de Paradas y en ella podrán participar militantes de toda Andalucía. Se trata de "un primer debate entre las bases, directo, sincero, democrático y sin ningún miedo", en el que se pueda opinar sobre si "IU tiene que gobernar o no, o abstenerse o no", dado su papel clave a la hora de formarse el nuevo Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios