Gestión Sostenible

Premio Medio Ambiente 2020 al Puerto de Sevilla por crear un hábitat para aves en el río

  • La Autoridad Portuaria y el CSIC han destinado los sedimentos de los dragados de mantenimiento del río a crear humedales 

  • El proyecto de los vaciaderos terrestres ha sido premiado en la modalidad de Conservación, Biodiversidad y Desarrollo Sostenible

Aves acuáticas en el vaciadero terrestre del Puerto de Sevilla. Aves acuáticas en el vaciadero terrestre del Puerto de Sevilla.

Aves acuáticas en el vaciadero terrestre del Puerto de Sevilla. / Puerto de Sevilla

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha concedido los premios de Medio Ambiente 2020 a personas, empresas y entidades que a lo largo del último año han destacado de forma notoria en la conservación, protección y difusión de los valores ambientales de Andalucía en distintas disciplinas.

Entre los premiados de esta edición, la Autoridad Portuaria de Sevilla ha sido galardonada por el proyecto “Nuevos humedales para las aves a partir de la mejora de la navegación en el Guadalquivir”, dentro de la modalidad de Conservación, Biodiversidad y Desarrollo Sostenible.

Otra modalidad de los premios de la Junta ha recaído en Juan Calderón Rubiales, ex director de la Estación Biológica de Doñana

Otra modalidad de los premios de la Junta ha recaído en Juan Calderón Rubiales, ex director de la Estación Biológica de Doñana. Igualmente han sido premiados Hidralia, Diputación de Málaga, Algaenergy, Feragua y Asociación de Empresas Forestales y Paisajísticas de Andalucía.

La creación de nuevos humedales en el entorno de la ría ha sido coordinada por la Autoridad Portuaria de Sevilla y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC. Los científicos de este organismo han censado un total de 52 especies de aves acuáticas en los humedales, desarrollados en los vaciaderos terrestres del Puerto.

El Puerto de Sevilla es el primero de España que concilia la gestión de los sedimentos de los dragados de mantenimiento con la creación de un hábitat para las aves acuáticas proporcionando espacios adecuados para el descanso, reproducción y cría de comunidades de aves acuáticas y otras especies de interés, dirigiendo los esfuerzos sobre aquellas con una categoría de amenaza de especial sensibilidad. El proyecto constituye un ejemplo de cómo se puede conciliar el desarrollo económico de una región con la conservación del medio ambiente incardinada en la filosofía emergente de ‘Working with nature’, Trabajar con la naturaleza.

Detalles sobre las aves que se refugian en estos humedales

Las especies han utilizado estos espacios como zonas de refugio, alimentación y reproducción, una vez han sido adaptados tras la campaña 2019 para el mantenimiento de la canal de navegación. Del total registrado, cuatro especies están catalogadas como en peligro de extinción: el porrón pardo, la cerceta pardilla, la garcilla cangrejera y la focha moruna; y una, el águila pescadora, como vulnerable.

Además, se han observado especies como la cigüeñuela común, avoceta común, focha común, ánade real, pato colorado, zampullín común, gallineta común, chorlitejo chico, flamenco común, calamón común, morito común, espátula común, garza imperial y el abejaruco.

Los vaciaderos terrestres son áreas en las que el Puerto de Sevilla deposita los sedimentos extraídos de la canal de navegación durante las campañas de dragado de mantenimiento. Como novedad en 2019, la Autoridad Portuaria aplicó un protocolo elaborado por el CSIC para favorecer la presencia de aves y habilitar zonas alternativas para la avifauna acuática en el entorno de Doñana.

‘Trabajar con la naturaleza’ es una forma integral de acometer los retos del Puerto de Sevilla, no solo minimizando los impactos en el entorno o adoptando correcciones sobre estos impactos, sino también favoreciendo el desarrollo ambiental y mejorando la naturaleza en aras de alcanzar un beneficio mutuo entre el Puerto y el entorno del Guadalquivir.

Con estos premios, la Consejería quiere poner en valor este esfuerzo y compromiso y premiar la labor emprendedora de la sociedad andaluza, animando a empresas, científicos, administraciones, asociaciones, fundaciones y también a personas a título individual, a protagonizar de forma muy activa su papel decisivo en la Revolución Verde y en la lucha contra el cambio climático en Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios