Juan Marín. Líder de Ciudadanos en Andalucía

"Los Presupuestos de 2016 deberán reflejar el acuerdo con el PSOE"

  • Marín prolonga los compromisos del acuerdo de investidura a la aprobación de las cuentas del próximo año. Afirma que entrar en el Gobierno como IU y PA coarta la libertad de decisión.

Es la primera vez en Andalucía que el PSOE en minoría obtiene el apoyo para gobernar sin abrir la puerta a una coalición, como ofreció al PA y, la pasada legislatura, a IU. La fórmula la introduce Ciudadanos (C's) en su primera aparición en el Parlamento andaluz: "Será una oposición constructiva", avanza Juan Marín (Sanlúcar de Barrameda, 1962), empresario, comerciante de una desaparecida relojería familiar, diplomado en Relaciones Laborales, ex jugador y ex técnico de voleibol durante 27 años, y protagonista por el repentino sí a Susana Díaz tras semanas enrocado en el no. El pacto es de investidura y, aunque los protagonistas descartan lecturas más duraderas, Marín anticipa: los próximos Presupuestos tienen que reflejar el acuerdo. Si el PSOE quiere sacarlos adelante, la puerta está abierta, pero Ciudadanos tiene la llave.

-¿Cuándo y cómo Ciudadanos decide que pasa del no al ?

-Fue el martes. Habíamos valorado la abstención, pero Susana Díaz comunicó que iba a firmar los documentos y ahí empezamos a valorar el voto afirmativo que se nos pedía.

-¿Comunica la decisión a los órganos nacionales de C's?

-Ya desde el domingo hablé con Albert Rivera (líder nacional) y José Manuel Villegas (vicesecretario general) y me mostraron su apoyo.

-¿Qué doblega la resistencia de C's sobre la continuidad de Chaves estando imputado?

-Es el resultado de poner en una balanza las dos o tres semanas que el Supremo pueda tardar en pronunciarse con todo lo que contienen los documentos. Creemos que el acuerdo es exigente, y que hemos tenido una actitud responsable.

-Son conscientes del impacto electoral, porque muchos de los votantes de C's votaron por el cambio. En una balanza de halagos y críticas, ¿cómo quedan?

-Hemos recibido muchas felicitaciones por nuestra valentía, y alguna que otra crítica de personas que han entendido que nuestro apoyo es un pacto de gobierno, cosa que no es y que se irá demostrando a medida que vaya transcurriendo la legislatura.

-¿Este acuerdo tiene vocación para cuatro años?

-Nuestro planteamiento es que haya estabilidad y gobernabilidad en Andalucía y que a eso contribuyan otras fuerzas. Lo que sí es cierto es que pronto vamos a ver si hay voluntad real, que creo que sí la hay, de cumplir esos acuerdos. Y lo vamos a ver cuando se tengan que elaborar en los próximos meses la Ley de Presupuestos para 2016. Ahí tendrán que quedar reflejados muchos de estos planteamientos.

-¿Ése es el primer hito del acuerdo?

-En las próximas semanas se establecerá un calendario, porque hay medidas que se pueden elaborar de forma inmediata, otras tendrán que ver con los Presupuestos y otras con propuestas de ley que van más allá de las competencias de la comunidad autónoma. Es un acuerdo global donde no está recogido todo el programa, pero sí son líneas estratégicas que van a producir un cambio importante en la política económica y social que hasta la fecha venía llevando a cabo la Junta.

-¿Y la primera medida para visualizar ese pacto?

-El curso escolar está a la vuelta y ahí se puede visualizar que las becas universitarias puedan fraccionarse en ocho meses e incluso más dependiendo de la situación económica de las familias; también de forma inmediata se va a plantear que la universidad reciba esos anticipos y esas becas; que se creen 12.000 plazas de educación infantil o las becas en educación bilingüe.

-¿Y en la lucha anticorrupción?

-Se irá cumpliendo con los casos que se vayan detectando. Por eso estamos en la oposición, para tener las manos libres. Cuando uno forma parte de un gobierno, como hizo PA e IU, esa libertad de decisión queda bastante coartada. Se verá sobre la marcha cómo vamos a participar en la investigación de la adjudicación de la mina de Aznalcóllar o lo que se pueda poner en marcha.

-¿Ha influido que C's quiera ser protagonista?

-No, nosotros queremos el poder, pero para cambiar las cosas. Pretendemos cambiar desde el minuto uno, desde que empieza el partido, y creo sinceramente que el PSOE ya se ha dado cuenta de que el escenario político ha cambiado en Andalucía. Vamos a participar y no a sentarnos de espectadores en el salón plenario y ver cómo unos y otros se tiran los tratos a la cabeza. Venimos a establecer un equilibrio, donde el sentido común y la sensatez y la viabilidad empiecen a obrar en el Parlamento de Andalucía.

-Una de sus propuestas es bajar los impuestos, pero a la vez aumentar el presupuesto de educación, sanidad y dependencia. ¿Cómo se equilibra?

-También se van a reducir los entes públicos. Planteamos la bajada de impuestos para reactivar el consumo e incrementar así los ingresos. El principal problema es el desempleo y, hay que contribuir más y así financiar las políticas de las que estamos hablando.

-¿Cree que hay mucha grasa en la Administración?

-Estamos en ese análisis. Hay un margen importante, pero también se puede ingresar con un plan de lucha contra el fraude.

-¿Consentiría C's que hubiera recortes en los próximos Presupuestos de la Junta?

-¿En qué partidas? Si me habla de Presidencia, le digo ya que sí. En sanidad y educación, no.

-¿Por qué Presidencia?

-Porque hay asesores, o agencias que no son imprescindibles. Hay que verlo con detalle. Hay un tema que me causa urgencia, que es poner recursos suficientes para que sectores productivos como el turismo, el comercio, el fomento de las empresas o el apoyo a los autónomos, porque son los generadores de empleo. Y esos presupuestos han bajado de 2010 a 2015 más de 700 millones.

-¿Se pueden recortar cargos políticos?

-Creemos que se pueden recortar bastantes designaciones de cargos políticos. Yo he sido primer teniente alcalde de una ciudad (Sanlúcar) donde entramos con 57 personas a dedo y hoy son 15.

-¿Qué porcentaje del acuerdo pertenece a Ciudadanos? Es un calco del discurso de investidura de Díaz.

-El 70% o 80% de las reivindicaciones están recogidas. Fuera del documento han quedado cosas que tendremos que defender a lo largo de la legislatura. El documento está bastante consensuado.

-En cuanto a la limitación de mandatos, ¿por qué se ha borrado a los consejeros?

-Tendremos que hablarlo, porque el documento, pese a lo que dijeron algunos medios de que estaba hecho, se terminó de redactar a las dos o tres de la tarde del martes y es posible que alguna cosa haya quedado fuera. Pensamos que los consejeros, y así se lo he dicho a la presidenta, no deben estar más de ocho años.

-El equilibrio que quiere Ciudadanos, ¿lo ha conseguido con el apoyo al PSOE en Andalucía y al PP en Madrid?

-No es una estrategia para buscar la centralidad, , como se ha dicho; es una cuestión de aritmética. Y en los ayuntamientos Ciudadanos irá en un sitio con el PSOE y en otro con el PP, no porque estemos buscando un equilibrio, sino una solución a los problemas de cada municipio, como ahora en cada territorio.

-Han dicho de usted que es una persona sin ideología.

-Yo tengo mis principios , como todo el mundo, pero si tengo que renunciar a mi ideología lo hago por defender el interés general de los ciudadanos. Siempre me he considerado un hombre centrado, moderado, y los ciudadanos están en el eje de mis decisiones. Soy liberal y progresista.

-¿Usted no se considera ni de izquierdas ni de derechas?

-No me gusta la derecha y la izquierda. Hoy lo que tiene que primar es el sentido común, y hoy entre PP y PSOE, que son derecha e izquierda moderada, hay muchos puntos de coincidencia y se han apoyado en ayuntamientos, por ejemplo. En Andalucía se está empezando a hablar no de lo mío, sino de lo nuestro.

-Parece que a usted no le destempla nada.

-Soy así, pero no creo que dé sensación de frialdad. Creo que los problemas, cuando más tranquilo esté uno, más fácil es buscar soluciones. Mi deformación profesional me han hecho afrontar situaciones difíciles: jugarte una final en dos puntos, y transmitir calma.

-¿Afectó a su decisión el ultimátum de Susana Díaz?

-No me afectó. Dije que si había que ir a unas elecciones se iba, aunque los andaluces no lo entendieran. Los cinco partidos hemos dicho que no interesaba ir a unas elecciones, pero ha habido tres que no estaban dispuestos a mojarse, y otros hemos asumido la responsabilidad antes que los intereses de nuestro partido.

-¿Ha guardado el número de teléfono de Díaz para lo que viene por delante?

-Con Susana hablé cuando me llamó el jueves y después de la reunión del martes en la que decidimos votar a favor. Con Moreno hablo bastante a menudo, hemos congeniado, y creo que a lo largo de la legislatura los partidos de la oposición podrán acordar temas. Con Antonio (Maíllo) también mantengo buena relación. Me falta el número de Teresa Rodríguez; hemos coincidido, pero no he tenido la oportunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios