Andalucía

El Supremo absuelve al narco el Yeyo de cohecho a un policía

  • Las escuchas que sirvieron para las condenas en la Audiencia de Huelva no aclaran la acusación

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha absuelto al narcotraficante conocido como el Yeyo, a los otros dos narcotraficantes y al agente del Cuerpo Nacional de Policía de los delitos de cohecho por los que habían sido condenados en la Audiencia de Huelva a hasta cuatro años de prisión. Asimismo, y también en contra de lo que había pedido el fiscal, ha absuelto al otro policía implicado del delito de revelación de secretos por el que había sido condenado. El Supremo tampoco ha accedido a las pretensiones del Ministerio Fiscal para que se condenase a un tercer agente (M. A. E.), inicialmente absuelto, por vender material falsificado y únicamente ha mantenido la condena impuesta al primero de los policías por otros dos delitos.

El fiscal del Supremo había solicitado la confirmación de las condenas impuestas a Sergio M. C., el Yeyo, a A. S. A. y R. B. G. como camellos, y al agente del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Huelva M. F. F. argumentando la validez de las conversaciones telefónicas intervenidas judicialmente en las que se basaron las condenas. Según su criterio, pusieron de relieve que los policías "ayudaron a impedir el control" al que los narcotraficantes estaban siendo sometidos.

La investigación de este caso se abrió en noviembre de 2004 por la presunta actividad delictiva del agente de Estupefacientes, del que se sospechaba que daba cobertura a delincuentes. Las pesquisas finalizaron en julio de 2005, con la detención del Yeyo y de otras seis personas.

Durante la vista de casación, el fiscal defendió que los agentes facilitaron a los otros condenados "información importante desde un punto de vista policial". Sin embargo, el Supremo entiende que las mencionadas conversaciones telefónicas no pueden usarse para condenar a los acusados por recibir alguna clase de recompensa por esa información o para absolverlos. Por su parte, las defensas arguyeron, entre otros motivos de casación, que las escuchas no estuvieron suficientemente justificadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios