Andalucía

"Sustituir a profesores en 48 horas cuesta lo mismo que hacerlo a los 15 días"

  • La consejera de Educación adelanta nuevos recursos contra las medidas estatales, como la que sube la nota media para la beca

A partir del próximo curso, la Consejería de Educación no podrá sustituir a los profesores que se encuentren de baje cuando pasen 48 horas, porque el real decreto de medidas urgentes de racionalización del gasto público se lo impide. Deberá hacerlo cuando hayan pasado diez días lectivos que, en realidad, se convertirán en dos semanas. El ahorro, en principio, parece claro: la mayor parte de las bajas duran menos de dos semanas, por lo que las comunidades autónomas, por esta orden del Ministerio, no tendrán que cubrirlas. La titular andaluza de Educación, Mar Moreno, mantiene, sin embargo, que esto no es así, y que la Junta, que cubre las bajas en 48 horas, gasta la misma cantidad de dinero ahora que cuando se demoraba más: 117 millones de euros. Moreno envió ayer una carta al ministro de Educación, José Ignacio Wert, en la que le explica cómo es el modelo andaluz, y en el que le adelanta que la medida, además de ineficaz en cuanto al ahorro, es inconstitucional en cuanto invade competencias exclusivas de la Junta en materia de recursos humanos en este sector.

El Gobierno andaluz acordó ayer presentar su segundo recurso de inconstitucionalidad contra reales decretos del Ejecutivo de Mariano Rajoy. El primero fue el de las medidas en sanidad, y ahora llega el dictado contra el real decreto del sector educativo, que se aprobó en Consejo de Ministros el pasado 20 de abril. Los argumentos jurídicos se resumen, básicamente, en dos pilares: que un sistema de tales características no puede ser modificado mediante reales decretos y que se invaden competencias autonómicas. Entre las medidas recogidas en este decreto, figura el aumento de la ratio de alumno por clase -esto no es obligatorio, y la Junta no lo aplicará-; el aumento de horas lectivas de 18 a 20 horas en secundaria, y el reemplazo de profesores de baja. Según la Junta, el aumento de las horas de clases impedirá contratar a 5.000 docentes interinos.

Pero Mar Moreno adelantó nuevos recursos, ya que el pasado viernes, el Ministerio de Educación aprobó un nuevo real decreto que obliga a los alumnos con becas a obtener un 5,5 para seguir con la ayuda en Bachiller o en algunos de los ciclos paralelos. Moreno mantiene que, así, se discrimina a los hijos de familias más pobres, a los que se exige más que un aprobado, que es lo que cualquier alumno necesita para pasar. Moreno, además, cree que, en el futuro, el listón puede llegar hasta el seis. La Junta estudia si este real decreto afecta a las llamadas Becas 6.000, en realidad becas salarios, por la que entregan 600 euros al mes a alumnos de familias con muy bajos recursos. En este caso, la beca se pierde si se suspende una asignatura y se vuelve a ganar, si se recupera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios