Andalucía

El TSJA admite a trámite la impugnación del traslado de la Cuenca Sur

  • Asociaciones de usuarios creen que la gestión del agua desde Sevilla les perjudica

Comentarios 3

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha admitido a trámite la demanda presentada por dos asociaciones de consumidores en la que solicitan la nulidad del traslado de las competencias de la ya desaparecida Cuenca Mediterránea Andaluza, que históricamente siempre ha tenido su sede en Málaga, a Sevilla.

La Asociación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios Al-Andalus y la Unión de Consumidores UCE consideran en la demanda que la Junta de Andalucía omitió "varios trámites esenciales" en la aprobación del decreto 2/2009 que entró en vigor el pasado 7 de enero y que supuso que la gestión de las cuencas hidrográficas que discurren por la comunidad andaluza, entre ellas la del Sur, pasaran a ser gestionadas de forma conjunta desde Sevilla.

La demanda, presentada el 6 del presente mes ante el alto tribunal y a la que la Junta deberá responder en el plazo máximo de 20 días hábiles, ha tardado más de lo previsto en concretarse debido a que el Gobierno andaluz entregó de forma incompleta el expediente administrativo requerido tras el recurso contencioso-administrativo que ambas asociaciones interpusieron el pasado mes de marzo.

Según la abogada del colectivo Al-Andalus, María Huelin, la Junta no llevó a cabo durante la tramitación de la norma varias acciones "cuya ausencia constituye causa de nulidad". En concreto, la demanda se refiere a que no hubo trámite de audiencia a las asociaciones de consumidores y usuarios. Tampoco aparece en el expediente, según Huelin, el informe del Consejo Económico y Social de Andalucía que es "preceptivo" en casos como éste, así como el "defectuoso" cumplimiento de los informes del Consejo Andaluz del Agua y el Consejo Interdepartamental del Agua, también necesarios. Pero el principal motivo que llevó a estas dos organizaciones de consumidores a impugnar la nueva norma es que consideran que los cambios que han supuesto el desmantelamiento de la sede de la Cuenca Sur en Málaga "van a redundar en una peor gestión del agua que repercutirá a la larga en perjuicio a los usuarios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios