Andalucía

Vox aprieta y obliga a la Junta a aplazar la entrega del proyecto presupuestario

  • El socio parlamentario alude a un distanciamiento con el PP tras el discurso de Casado en el Congreso

  • El Gobierno andaluz anuncia la aprobación del borrador de la ley la próxima semana

El portavoz del Grupo Parlamentario Vox Andalucía, Alejandro Hernández, en la tribuna de oradores del Parlamento, durante el debate del proyecto de ley del Presupuesto para 2020. El portavoz del Grupo Parlamentario Vox Andalucía, Alejandro Hernández, en la tribuna de oradores del Parlamento, durante el debate del proyecto de ley del Presupuesto para 2020.

El portavoz del Grupo Parlamentario Vox Andalucía, Alejandro Hernández, en la tribuna de oradores del Parlamento, durante el debate del proyecto de ley del Presupuesto para 2020. / efe

El proyecto de ley del presupuesto andaluz será aprobado como mínimo con una semana de retraso. Es a lo que se ha visto obligado el Gobierno de la Junta de Andalucía después de que Vox haya apretado varias muescas la negociación del acuerdo presupuestario. De ese modo, la administración andaluza incumplirá el plazo marcado en el Estatuto de Autonomía para dar luz verde al borrador de las cuentas y la Consejería de Hacienda yerra en la previsión que había mantenido desde hace semanas.

El aplazamiento de la aprobación del Presupuesto y de su presentación en el Parlamento, que según el artículo 190 del Estatuto ha de estar no más tarde del 1 de noviembre de cada ejercicio, está causado por un repentino distanciamiento en las relaciones entre los grupos parlamentarios del PP y de Vox. Desde la formación liderada en Andalucía por Alejandro Hernández afirman que la "frialdad" y "mayor distancia" que existen entre ambos partidos tiene como origen el discurso del presidente del PP nacional, Pablo Casado, quien a la negativa de apoyar la moción de censura encabezada por Santiago Abascal añadió un recio discurso en la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados. De ese modo, el elogio casi unánime recibido por el líder del PP está sirviendo de arma de doble filo para la aritmética parlamentaria en las comunidades en las que las dos agrupaciones mantienen acuerdos nucleares.

Vox plantea añadir un documento de nuevas exigencias al acuerdo presupuestario final

Ya sea por una ruptura de fondo real o por una mera táctica en la negociación, el Grupo Parlamentario de Vox Andalucía ha planteado nuevas demandas para que sus 11 diputados voten a favor de la norma presupuestaria en la Cámara. Estas exigencias de última hora, aseguran desde Vox, tendrán que ser incorporadas al documento final que incluya el acuerdo presupuestario. Además, el listón de los consensos ya alcanzados subirán no menos de un escalón. En Vox mencionan el conocido como "pin parental" en los centros educativos -el permiso paternal expreso para que los alumnos asistan a ciertos contenidos reglados o no reglados- y una mayor celeridad en la publicación de las auditorías a la administración andaluza y a sus entes, que el Gobierno andaluz ha anunciado para antes de que finalice el año.

Vox señala que no mantiene reuniones desde finales de septiembre vinculado a las discusiones dirigidas a llegar a un acuerdo por las cuentas. Ni lo hubo ayer, añaden, ni lo habrá durante esta semana. Al citado enfriamiento de las relaciones se une que ese texto con nuevas exigencias sobre el que ambas partes tendrán que suscribir su firma ha de ser aún elaborado. El "socio parlamentario", como lo definió ayer Bendodo, ha endurecido su cara más amable a pesar de que la dirección nacional de Vox se ha pronunciado, y no sólo lo ha hecho una vez, sobre los nulos efectos que el discurso de Casado debía tener en las comunidades autónomas.

Y, mientras el Gobierno andaluz sigue aludiendo a las conversaciones con PSOE y Adelante Andalucía en relación a la cuentas andaluzas, tanto el presidente de la Junta, Juanma Moreno, como el portavoz, Elías Bendodo, se refirieron a la idoneidad de que Vox apruebe con sus votos el proyecto de ley del presupuesto, como ya hizo en las dos anteriores ocasiones.

"No me parecería razonable -dijo ayer Moreno sobre Vox- que se negara a aprobar el Presupuesto, porque le haría un flaco favor al cambio político en Andalucía", dijo el presidente andaluz, quien confió en que el "sentido común y la coherencia" se imponga en la negociación presupuestaria para llegar a un "gran acuerdo para toda Andalucía", afirmó en la Cope citado por Efe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios