Investigación

Un equipo de científicos desvela qué patrones matemáticos siguen las abejas para fabricar sus panales

  • El estudio se ha llevado a cabo por el Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra y la Universidad de Granada

Una científica estudiando el comportamiento de las abejas Una científica estudiando el comportamiento de las abejas

Una científica estudiando el comportamiento de las abejas / M. G.

Un equipo internacional de científicos, liderado por el Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (CSIC-UGR), demuestra que las abejas sin aguijón australianas construyen sus panales siguiendo complejos patrones sin tener un plan previo, ni coordinarse de forma global con el resto de abejas obreras.

Se trata de un bonito ejemplo de la aplicabilidad de las matemáticas a la naturaleza, que concluye que las abejas construyen sus panales siguiendo las mismas reglas matemáticas que los átomos o las moléculas cuando se agregan a un cristal.

El trabajo concluye que las abejas construyen sus panales siguiendo las mismas reglas que los átomos o las moléculas cuando se agregan a un cristal. De este modo, los panales forman los mismos patrones de terrazas que se observan en minerales, como por ejemplo, en el nácar de las conchas de los moluscos.

La investigación, liderada por la Universidad de Granada en la que colaboraron científicos de la Universidad de Cambridge y la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena, han desarrollado un modelo matemático que explica cómo las abejas llegan a estos patrones sin necesidad de tener un plan previo ni coordinación global.

Examinando las estructuras y el orden que emerge en los panales, los investigadores han encontrado un modelo de complejidad mínima, demostrando que cada abeja individualmente tan solo necesita información acerca de su entorno más próximo. Con esta mínima información, cada obrera puede contribuir al crecimiento sin necesidad de una coordinación de grupo ni una inteligencia superior. Los patrones observados, son por tanto, un fenómeno emergente, resultado del comportamiento local de las obreras.

Los descubrimientos recientes en relación a la cognición de abejas y abejorros son asombrosos, “Sabemos que los abejorros aprenden observando a otros; que le comportamiento de las abejas se ve afectado por sus estados emocionales, o que incluso pueden manejar conceptos como ‘igual’ y ‘diferente’” según los autores. “También existen evidencias de inteligencia a la hora de construir sus panales: Solucionan los problemas ocasionales de la construcción, y lo hacen de una forma flexible que sugiere que no actúan únicamente por instinto”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios