coronavirus andalucía

La Junta ralentiza la desescalada en un mapa andaluz con dos nuevos brotes

  • El primer informe de evaluación tras el estado de alarma sugiere mantener intactas las medidas hasta finales de julio

  • Preocupa el nuevo foco de Granada

  • Bendodo pide a los ayuntamientos “extremar la vigilancia”

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, conversa con el portavoz de la Junta, Elías Bendodo. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, conversa con el portavoz de la Junta, Elías Bendodo.

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, conversa con el portavoz de la Junta, Elías Bendodo. / R. Caro / Efe

Andalucía ha registrado dos nuevos brotes de coronavirus para sumar un total de 15 desde el fin del estado de alarma, mientras la Junta de Andalucía anunció que, por ahora, no escala ni desescala en sus medidas de restricción, manteniendo el nivel 2 de emergencia hasta el final del mes, instante en que volverá a evaluarse el escenario coronavírico. No habrá precipitación, primará pues la cautela, pese a la presión de los sectores que demandan una desescalada más audaz. "El virus sigue entre nosotros", ha avisado Aguirre.

Sigue, por tanto, vigente la normativa aprobada por el Gobierno andaluz desde que tomó el mando en la gestión de la pandemia y, como ha hecho desde el primer día, ha pedido a los ayuntamientos, que son los que detentan la competencia sancionadora, un esfuerzo ante la llegada del periodo vacacional y a los ciudadanos, "prudencia" y "responsabilidad", aunque trasmitiendo un mensaje de tranquilidad. La capacidad de diagnóstico de los contagios y el rastreo de los contactos, ha asegurado el consejero de Salud, Jesús Aguirre, siguen siendo modélicos; la contención funciona en Andalucía.

Extremar la vigilancia en los municipios

Al tiempo que ofreció un mensaje bivalente de riesgo y calma, la Junta incidió en solicitar a los consistorios que redoble los esfuerzos en el control de la pandemia. "Por la seguridad de los andaluces y por la de los visitantes", ha remarcado el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, aprovechando que los destinos turísticos comienzan a sentir una mayor afluencia.

"Debe extremarse la vigilancia", ha afirmado en un mensaje dirigido a los equipos de gobiernos municipales y sus autoridades, en tanto que son las administraciones con la potestad de sanción. La idea, apuntó Bendodo, es evitar las aglomeraciones de personas. El fin de semana pasado, recordó, debieron cerrar 55 playas por exceso de aforo.

El Gobierno andaluz insistió en que los confinamientos localizados continúan siendo una opción. Son medidas "drásticas" que la Administración no desea tomar, pero mandarán los criterios de salud pública.

Dos brotes más, uno en Granada y otro en Almería

Por ahora, ha afirmado Aguirre refiriéndose, no será confinado ningún territorio en Andalucía, pese a que los brotes siguen golpeando en Andalucía oriental. Granada sumó ayer un nuevo foco –ya son nueve– y Almería otro, con lo que ya tiene dos. En total la comunidad cuenta con 15 núcleos de contagios cuando se cumplen 15 días de nueva normalidad. Por su parte, Málaga sigue siendo el territorio con más infectados en esta etapa posterior al estado de alarma por el brote detectado en un centro de acogida de la Cruz Roja en la capital de la Costa del Sol.

El número de positivos asociados a estos focos es ya de 254, 11 más que ayer. Diez corresponden a los dos nuevos: seis en un nuevo núcleo en el área metropolitana de Granada y cuatro en un brote en el distrito de Poniente, en Almería. El undécimo se localiza en el brote más temprano de los detectados en Granada, en la capital, que cuenta ya con 33 positivos y es el más numeroso de la provincia, aunque ya se da por controlado, ha informado Carlos Rocha.

El foco de infección que más preocupaba ayer a Salud era el localizado en el Distrito Metropolitano de Granada, un brote situado en la población de Belicena, en el municipio de Vegas del Genil, aunque, según pudo contrastar este periódico, el foco puede afectar también a Santa Fe.

Aguirre explicó que este nuevo brote en Granada requiere especial atención. El origen fue un velatorio que tuvo una "alta asistencia" y en el que dio positivo media docena de asistentes "de muchas poblaciones, algunas distantes". El temor es que haya transmisión comunitaria y que se descontrole. Salud hizo pruebas de diagnóstico en unas carpas habilitadas en el núcleo de Belicena, informó Juan José Medina.

Además, a última hora de la tarde de este martes trascendió que 16 personas fueron aisladas en el municipio malagueño de Ronda por haber tenido contacto con un fallecido en una residencia con sospechas de haber pasado el virus, informaron Javier Flores y Conchi García.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios