Andalucía

Un laboratorio ruso es la única oferta para comprar Pérez Giménez

  • Krasfarma presenta ante el juez una oferta por la histórica farmacéutica de Córdoba de 7,7 millones de euros fraccionados en 18 meses

Krasfarma fue la única sociedad que se presentó ayer en la "subastilla" celebrada en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Córdoba para hacerse con los Laboratorios Pérez Giménez, creadores del histórico Calmante Vitaminado. El juez, Fernando Caballero, es quien tiene que decidir "en los próximos días" si acepta o no la oferta presentada por la empresa con sede en Córdoba, pero gestionada por un grupo ruso, basada en la compra por la farmacéutica por 7,7 millones de euros (el precio mínimo previsto), aunque con un pago fraccionado en 18 meses, y la contratación de 50 de los 151 trabajadores de la plantilla, comprometiéndose a contratar a otros 50 en los tres primeros meses desde que tome posesión de las instalaciones. Además, la filial también prevé la inversión de 13 millones de euros en los dos primeros años, para ampliar y diversificar la producción de medicamentos.

La subastilla celebrada ayer, tal y como explicó el propio magistrado una vez finalizada, es la última opción para la venta de los laboratorios. Si este proceso finalmente no fructificara se deberá proceder a su "venta por lotes" y a la "extinción de todos los contratos" laborales. Krasfarma fue la única empresa que ayer pudo presentar su oferta, ya que, según puntualizó Caballero, otra empresa, cuyo nombre no ha facilitado, se interesó en participar en el proceso de venta, pero se ha tenido que retirar al no haber presentado un aval bancario válido, por valor del millón de euros exigido para concurrir. Y ayer también desestimó una petición de nulidad del proceso de venta de Globalaeronautic, tras retirarle la adjudicación de los laboratorios al no proceder a la firma de las escrituras en el tiempo fijado.

Ahora el juez debe valorar si finalmente adjudica los laboratorios afincados en Almodóvar del Río a Krasfarma. Su oferta se basa en el pago de 7,7 millones de euros pero de forma "fraccionada" durante un plazo de 18 meses. En concreto, al millón aportado como aval el pasado miércoles, se sumarían 1,1 millones a la firma de las escrituras, otros dos millones a los seis meses, otro millón al transcurrir otros seis meses, y al año y seis meses desde la firma de las escrituras la cantidad restante, es decir 3,6 millones de euros.

El juez reconoció ayer delante de los propios trabajadores de Pérez Giménez que reflexionará en especial sobre si es aceptable o no "el pago fraccionado" propuesto por la empresa rusa, ya que esta fórmula no es la habitual en la liquidación de una empresa. El administrador único de Krasfarma, Ilya Shpurov, insistió en que su empresa pretende poner Pérez Giménez cuanto antes en funcionamiento y que "como empresarios" es necesario disponer de liquidez para "comprar materia prima¡".

Los sindicatos mostraron sus reticencias por el pago fraccionado, ya que esto supondría un retraso más en el pago de las 27 nóminas que ya se les adeudan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios