Andalucía

Verano 2020: Ocho pueblos con mucho encanto en Andalucía para huir en vacaciones

  • Estampas llenas de magia y lugares muy diferentes a los típicos a los que estamos acostumbrados nos esperan en nuestro descanso veraniego

Andalucía ofrece lugares con verdadero encanto para perderse en vacaciones estivales. Andalucía ofrece lugares con verdadero encanto para perderse en vacaciones estivales.

Andalucía ofrece lugares con verdadero encanto para perderse en vacaciones estivales. / P. M. B. E.

Ha llegado la "nueva normalidad" a Andalucía y, coincidiendo con la época estival, se nos presenta un buen momento para disfrutar de un periodo de asueto más que merecido tras los duros meses pasados debido a la crisis sanitaria del coronavirus.

Desde el sector turístico están demandando que apostemos por destinos cercanos y propios no solo para reactivar la economía regional, que también, sino porque las zonas rurales de Andalucía tienen un encanto y singularidad que deberíamos disfrutar en todo su esplendor durante esta época del año.

Gran iniciativa

Precisamente, para poner en valor esos pequeños municipios llenos de magia, surge la Asociación Los Pueblos más Bonitos de España, que ya cuenta con 94 localidades únicas, de las cuales 15 son andaluzas, siendo una de las Comunidades Autónomas con más municipios incluidos en la red. Esta iniciativa nace de la convicción y necesidad de poner en conocimiento de todo el mundo los maravillosos pueblos que salpican la geografía española.

El objetivo, explica Francisco Mestre, presidente de la entidad, "es promocionar las pequeñas localidades, preferentemente rurales, agrupados bajo una misma marca de calidad, a través de las acciones de promoción y eventos culturales que la asociación emprende tanto dentro como fuera de España".

Esta red, prosigue, "engloba lugares de gran belleza y personalidad que destilan historia y cultura al mismo tiempo; villas marcadas por la tradición que el viajero podrá disfrutar al recorrer sus caminos y mezclarse con los lugareños".

A continuación proponemos ocho localidades andaluzas para perdernos y disfrutar de nuestro patrimonio geográfico y cultural. ¿Te atreves?

Castellar de la Frontera (Cádiz) Castellar de la Frontera (Cádiz)

Castellar de la Frontera (Cádiz)

Castellar de la Frontera (Cádiz)

No todo va a ser únicamente playa en Cádiz. Situada en un entorno rocoso con su magnífico castillo que parece vigilar todo desde las alturas, Castellar de la Frontera está considerado el pulmón verde de esta zona. Sus orígenes se remontan a la Edad de Bronce, aunque tiene muchos reminiscencias musulmanas, lo que demuestran edificios como la Torre de la Almoraima.

La ciudad está incluida en el itinerario llamado la Ruta del Toro, que se desarrolla en la provincia de toro, invitando a descubrir la vida de este animal en su hábitat natural.

Castellar está lleno de historia, uno de los muchos motivos por los que consigue enamorar al viajero. El castillo que se sitúa en lo alto del pueblo es una antigua fortaleza nazarí del siglo XII.

De gran tradición artesana, es un lugar lleno de naturaleza, de color, de flores, casas encaladas e indicios medievales que enamora a todo aquel que lo visita. Entre algunos de los lugares que se pueden visitar, encontramos la Iglesia del Divino Pastor, de estilo barroco o el Convento de San Miguel de la Almoraima.

En las proximidades se encuentra la denominada "la última selva mediterránea": La Almoraima, un lugar ideal para el senderismo, el ciclismo, los paseos a caballo y el avistamiento de aves.

Pampaneira, municipio singular. Pampaneira, municipio singular.

Pampaneira, municipio singular.

Capileira y Pampaneira (Granada)

En la bella Granada se encuentran Capileira y Pampaneira, lugares de ensueño enclavados en el Parque Nacional de Sierra Nevada. Capileira, en lo más alto del barranco, está ubicada en el techo de la Península Ibérica, por llegar hasta las cimas de los picos Mulhacén y Veleta.

Es un lugar de riscos y de fuerte herencia musulmana que ha merecido numerosos reconocimientos por preservar la tipología una arquitectura basada en un entramado urbano formado por casas encaladas y encajadas sobre la ladera de la montaña. El viajero que tenga la ocasión de visitar estas joyas de la Alpujarra se irá siempre con ganas de regresar.

Estos parajes, ofrecen paisajes idóneos para hacer también senderismo, una de las actividades más demandadas para esta época del año, lo que nos garantiza unos días geniales de ejercicio, actividad y belleza. Las rutas que encontraremos aquí son aptas para todos los niveles, desde los paseos sencillos que nos sumergen en la naturaleza sureña, hasta rutas para iniciar la subida al Mulhacén.

Detalle del castillo y panorámica de Zuheros. Detalle del castillo y panorámica de Zuheros.

Detalle del castillo y panorámica de Zuheros. / P. M. B. E.

Zuheros (Córdoba)

Zuheros es campiña, pero también es sierra. Es calma, es campo de olivos, son callejuelas llenas de encanto en un pueblo blanco de postal.

Zuheros se encuentra ubicado en el Parque Natural de las Sierras Subbéticas, por lo que es un lugar perfecto para desconectar del ruido urbanita.

Sus patios, que siguen la tradición cordobesa, son blancos, limpios, de gran originalidad, con gran presencia de flores, adornos y elementos naturales. En esta villa encontraremos tranquilidad, pero sin caer en el aburrimiento. Y la gastronomía será variada y exquisita, no lo duden.

Una de las estampas floridas y típicas de las calles de Frigiliana. Una de las estampas floridas y típicas de las calles de Frigiliana.

Una de las estampas floridas y típicas de las calles de Frigiliana. / P. M. B. E.

Frigiliana (Málaga)

Este municipio es, sin duda, uno de los pueblos blancos de Málaga con más encanto. Galardonado con el I Premio Nacional de Embellecimiento en 1982, su casco histórico es Conjunto Histórico Artístico desde el año 2014.

Las paredes encaladas, sus calles estrechas y sinuosas, en un sinfín de escaleras que recorren todo el Barribarto, son la herencia morisca que el paso del tiempo ha dejado en el casco antiguo, uno de los mejores conservados de la provincia.

Frigiliana está ubicada en la zona más oriental de la comarca de la Axarquía, asomada al Mediterráno desde el Parque Natural de las Sierras de Almijara, Tejeda y Alhama.

Algunas tradiciones artesanas autóctonas perviven en la localidad y materiales como el esparto, las calabazas de agua, la cera, el cristal, la arcilla, madera o lana se convierten en bellas obras de singulares acabados que pueden adquirirse en los comercios del casco histórico.

Una de sus visitas obligadas es al antiguo Palacio de los Condes de Frigiliana, llamado el Ingenio, actualmente sede de la fábrica de miel, la única en Europa que elabora este producto de forma artesanal y tradicional.

Detalle del municipio de Níjar. Detalle del municipio de Níjar.

Detalle del municipio de Níjar. / P. M. B. E.

Níjar (Almería)

Por su particular clima y geografía desértica ha aparecido un gran número de películas, cortometrajes, anuncios publicitarios y series de televisión. Sus estrechas calles, realzan el contraste del blanco de la cal de las casas con el azul del cielo.

El bello municipio de Níjar presenta un conjunto urbano de gran atractivo, por su conservada estructura de origen árabe, laberíntica y estrecha, por la blancura de sus casas, por su iglesia mudéjar, por su artesanía, por la amabilidad de sus gentes.

El municipio se encuentra en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, primer espacio protegido andaluz terrestre-marítimo que comprende espacios y paisajes únicos: las únicas montañas de origen volcánico de la península; la franja costera con sus dunas, playas y salinas, verdadero espectáculo natural; y, por último, la milla de mar protegida cuyos fondos son de una gran riqueza.

A todo ello hay que añadir los lugares y rincones de gran valor antropológico, como las Minas de Rodalquilar, el Pozo de los Frailes, el Cortijo del Fraile, San José, Las Negras...

Segura de la Sierra. Segura de la Sierra.

Segura de la Sierra. / P. M. B. E.

Segura de la Sierra (Jaén)

Este hermoso municipio fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1972, por monumentos como el Castillo Mudéjar de origen musulmán (con categoría de Monumento Nacional) y por ofrecer la misma fisonomía de tiempos pasados. Y es que, visitar Segura de la Sierra, es como realizar un evocador viaje en el tiempo.

Esta villa imperial se encuentra próxima a Sierra de Segura, Segura y las Villas y forma parte de la conocida Ruta de los Castillos.

Sus alrededores son también de una singular belleza: a solo 25 kilómetros del casco urbano, se pueden obtener magníficas panorámicas de toda la comarca y del parque natural, en la cima del monte Yelmo. Además, la localidad es un lugar muy apreciado para quienes practican el montañismo y el vuelo libre.

Detalle de Almonaster la Real. Detalle de Almonaster la Real.

Detalle de Almonaster la Real. / P. M. B. E.

Almonaster La Real (Huelva)

Este pueblo onubense fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1972 y cuenta con importantes hitos patrimoniales, como su mezquita del siglo X, única de estas características conservada en el medio rural. Además, la riqueza de su folclore es uno de sus principales atractivos, con festividades cargadas de elementos únicos como sus Fiestas en honor a la Cruz y su Romería en honor a Santa Eulalia, aunque obviamente este año no puedan servir de reclamo ni se hayan podido celebrar.

Almonaster La Real es una villa ubicada en plena Sierra de Huelva y está considerada un lugar de visita obligada para todo aquel que desee descubrir un espacio patrimonial único y un paisaje rico en vegetación, lleno de esplendor, vida y colorido.

La amabilidad de sus gentes y la exquisita gastronomía, con ingredientes locales e ibéricos que enamoran a propios y extraños, será un motivo más para perderse por una zona de cuento de hadas.

Panorámica de Cazalla de la Sierra. Panorámica de Cazalla de la Sierra.

Panorámica de Cazalla de la Sierra. / Andalucia.org

Cazalla de la Sierra (Sevilla)

Justo en la frontera con Extremadura, podemos encontrar uno de los pueblos con más encanto de la provincia sevillana, en pleno parque natural de la Sierra Norte de Sevilla. La localidad, que no se encuentra dentro de la red de Los Pueblos más Bonitos de España, ha sido históricamente de gran importancia, al ser lugar de paso de la Vía de la Plata en la época romana.

De hecho, aún se conservan restos de esa época, al igual que de la visigoda e, incluso, de la neolítica. Sin embargo, el perfil con el que actualmente se conoce Cazalla de la Sierra se forjó en la época musulmana, donde destaca el Arrabal de Azahín.

Sus viviendas serranas, la parroquia de Nuestra Señora de la Consolación y la iglesia mudéjar de San Benito son algunos de sus monumentos más destacados. Es un lugar idílico para perderse en esta época del año, junto a otros municipios de la zona, con numerosos lugares de buen yantar que darán reposo y energía al cansado viajero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios