Juan Manuel Sánchez Gordillo, parlamentario andaluz por IU

"El PSOE está políticamente en la cárcel; es la gran oportunidad de IU"

  • La meta del número uno de IU por Sevilla es lograr 14 ó 15 diputados para poder decidir sin necesidad de pacto.

Su designación como cabeza de lista por Sevilla fue discutida hasta última hora en el Comité Andaluz de IU, donde el alcalde de Marinaleda y líder de CUT/BAI destaca por su rebeldía. Ya votó en contra la ley que hace incompatible el cargo de regidor municipal con el de parlamentario y advirtió a su partido que no está obligado a pactar con los socialistas para que no gobiernen los populares. Para él son las dos caras de la misma moneda y unirse a el PSOE sería un suicidio. La opción es doblar el número de diputados y dejar gobernar a quien gane, votándose a él mismo en la investidura y buscando acuerdos puntuales en los próximos años.

-Los sondeos son favorables para IU en un clima de crisis, reformas y corruptelas.

-Es la gran oportunidad de IU. El PSOE ha demostrado que es capitalismo, paro y corrupción, ha construido un régimen y debe irse. 30 años y 1.250.000 parados. Ha puesto en marcha políticas neoliberales, una primera reforma laboral, de la que hoy no se quiere hablar, abarataron el despido y pusieron la jubilación a los 67 años, y eso costó ya una huelga general. En ella los esquiroles eran los dirigentes del PSOE y ahora van a manifestarse. No cabe más poca vergüenza y más cinismo. Y la solución tampoco viene por el PP, que es más capitalismo, más apretar las tuercas y más reforma laboral. Ahora o nunca.

-En anteriores comicios algunos descontentos con el PSOE han dado su voto al PP, como castigo, ¿qué les puede ofrecer IU?

-Una persona de izquierdas que antes votara al PSOE tiene ahora que votar a IU. El PSOE es hoy un partido socioliberal, procapitalista, y su práctica lo demuestra.

-Pero en IU hay otros perfiles menos moderados, ¿no? El suyo, por ejemplo, y va de número uno.

-IU tiene que ampliar su espectro. IU comparte la filosofía del premio Nobel Paul Krugman, que no es sospechoso de ser revolucionario. Aquí cabe cualquier persona, de izquierda moderada o revolucionaria, porque la única salida a la crisis es la revolucionaria. Y hablo de una revolución económica que significaría la nacionalización de la banca y la creación de un banco público en Andalucía; una política fiscal donde pague más quien más tiene; una revolución energética; otra agraria, que se llama soberanía alimentaria; habría que expropiar los grandes latifundios de Andalucía; y hace falta una revolución urbanística, pues la vivienda tiene que ser un derecho, no un negocio. Y también una revolución ética.

-¿Se refiere a ética en la política?

-Cuando ves que a [Francisco Javier] Guerrero lo meten en la cárcel, un señor que ha estado años ejerciendo el cargo de director general de Empleo, el consejero debe saber algo, ¿no? Si no lo sabe, debe irse, y si lo sabe, también. ¿Y el presidente de la Junta? El PSOE, políticamente, ya está en la cárcel. Y ésta es la oportunidad de IU para hacer su revolución.

-Una revolución pacifista.

-Andalucía tiene que jugar un papel mundial diferente, debe ser un pueblo para la paz. Que ningún andaluz participe en una guerra y que nos quitemos de encima las bases militares que impuso Franco. Tenemos que salir de la OTAN y es muy necesario que seamos capaces de construir un modelo económico y político donde Andalucía tenga más soberanía. El Estatuto de Autonomía ha sido vaciado de contenido y nos parece que haría falta que realmente se caminara hacia una política de pleno empleo.

-¿No suena a quimera?

-Hay que caminar hacia ello.

-¿Hay un nacionalismo de izquierdas y otro de derecha? ¿Y el PA?

-La única fuerza nacionalista es IU. El nacionalismo tiene que ser de clases. No me vale CiU o el PNV, el nacionalismo de derechas en el fondo es egoísmo de una burguesía que no resuelve problemas. El mayor ladrón de soberanía es el imperialismo económico y hay que enfrentearse a ello. El nacionalismo o es de izquierdas o es inútil.

-Usted ya se ha pronunciado en contra de los pactos. Si ni PA ni ninguna otra fuerza minoritaria logra representación en el Parlamento, ¿cuál va a ser la postura de IU?

-Ya lo dije gráficamente: quien pacta con el diablo termina en el infierno, que es el capitalismo. Hay que pactar con nuestro programa, con la gente del 15-M, con los 1.250.000 parados y los tres millones de pobres, con las 500.000 familias en cuyas casas no entra nada, con la gente que no puede pagar la hipoteca... Y llevar estas voces al Parlamento. Ganaría la sociedad.

-Tendrán que hacerse más fuertes para ejercer la oposición e imponerse sin pactos, ¿no?

-No es lo mismo tener 6 ó 7 diputados que 14 ó 15. Con éstos habría más juego político, tú si puedes decidir en política, sin tener que formar gobierno con nadie y proponiendo acuerdo puntuales. ¿Usted va a nacionalizar Endesa? Pues ahí estaré yo...

-¿Y cree que eso sería posible?

-Hoy por hoy no. El PSOE lleva 30 años y no creo que ahora caiga un rayo, como a San Pablo, y se den cuenta de que han sido los mejores manijeros del capitalismo. Hace tiempo que dejó de ser de izquierda y es capitalista, como el PP.

-¿El caso de los ERE ha sentenciado la campaña? ¿Y la huelga?

-Esta crisis no es más que una estafa de 200 billones de dólares del capital financiero. Los partidos que se arriman al capitalismo y toman como único valor el dinero al final acaban robando, aprenden; eso es lo que le ha pasado al PSOE. Griñán, moralmente, ya no puede ser presidente de la Junta. Y los otros también tienen el Gürtel, les va la marcha de la corrupción...

-¿Teme un estallido social?

-Si esto sigue así, el polvorín está preparado. Lo que hace falta es la mecha y puede surgir sin que nadie lo quiera. La gente ya tiene trampas en las tiendas, es lo que se vivió aquí a principios de la Transición. O Europa rectifica o va a haber muchos problemas de violencia. Es una violencia estructural y urge ir a un cambio de modelo.

-¿Confía en los sindicatos?

-Tengo miedo a que la cúpula dirigente de los sindicatos se conforme con una limosna y frene las movilizaciones. Una huelga general no cambia el modelo, harán falta más movilizaciones. Hace falta un cambio profundo que no escucho, no leo en sus programas...

-¿Entiende que el candidato del PP, Javier Arenas, no haya querido debatir en Canal Sur?

-Es un error político. Hay que ser valiente e ir a la guarida del enemigo con argumentos como Altadis, Santana, Astilleros, la pesca... Hay para escribir una enciclopedia de argumentos para enfrentarse a este gobierno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios