Opinión sobre podemos

Lo mejor, las ganas de cambio; lo peor, falta de realismo y demagogia

DEL mismo modo que las propuestas de Podemos no logran convencer al electorado andaluz por irreales o poco claras, lo que menos gusta de este partido es, precisamente, la falta de viabilidad de sus supuestas soluciones. El Barómetro Joly ha preguntado a los encuestados por los asuntos que más y menos gustan del nuevo partido con el objetivo de conocer cuál es el dibujo que los andaluces hacen de la formación. La mayoría cita de modo espontáneo la falta de realismo de sus promesas. Éste es el principal defecto. Un 23,6% de los encuestados lo cita, aunque un 11,2% también sugiere la falta de claridad. El segundo problema que ven los sondeados es la demagogia del partido y, en especial, la de su líder, Pablo Iglesias, que no es un político que logre aprobar según los datos de este mismo Barómetro. Así, un 13% critica la demagogia de su líder; un 7,5%, su populismo, y un 5,5% se refiere directamente a Pablo Iglesias como el problema del partido. Todas las respuestas son espontáneas. También se cita las relaciones de Podemos con la Venezuela de Hugo Chávez y, en menor medida, los "engaños", "mentiras" o "corruptelas" de sus miembros. El sondeo se realizó justo cuando comenzaron a conocerse los problemas que uno de sus dirigentes, Íñigo Errejón, tiene con la Universidad de Málaga a cuentas de un trabajo de investigación por el que cobra 1.800 euros al mes y que compatibilizó sin avisar, tal como marca la legislación, con sus ingresos en Podemos.

Las principales propuestas del nuevo partido son, sin embargo, relativamente conocidas por los sondeados, aunque son precisamente las que Podemos ha tenido que matizar, cuando no cambiar, al reconocer que eran imposibles de materializar. Un 25% de los encuestados, una cuarta parte, citan de modo espontáneo la "renta básica" o "el sueldo para todos" como una de las propuestas del partido. En efecto, en las elecciones europeas, la formación prometió una renta básica universal. Para todos los ciudadanos. Sin embargo, el nuevo programa rectifica y explica que se trata de una renta de inserción, que no cobrarían todos, sino aquellos ciudadanos que carecen de ingresos. De hecho, en comunidades como el País Vasco y Navarra está implantada esta renta, debido a que son las que tienen una mayor disponibilidad de gastos. En segundo lugar, con un 13,7%, los sondeados nombran "no pagar la deuda" o "revisarla". Finalmente, Podemos mantiene que haría una "auditoría social" de la deuda española para averiguar a qué acreedores se les dejaría de pagar, pero es una propuesta muy poco detallada. Uno de cada 10 consultados también recuerda que Podemos prometió adelantar la jubilación a los 60 años, aunque esta propuesta ha sido rectificada. De manera muy minoritaria, se cita la expropiación de viviendas vacías a las entidades financieras, el aumento del salario mínimo, la eliminación de la enseñanza concertada y la nacionalización de sectores estratégicos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios