Crítica de Cine

Carácter de género

Luis Tosar en un fotograma de la película. Luis Tosar en un fotograma de la película.

Luis Tosar en un fotograma de la película. / d.s.

Película española de robos, ladrones y policías, con Luis Tosar y Javier Gutiérrez… se diría que ya la hemos visto, y tal vez se trate precisamente de eso. Plan de fuga se sube al carro del género, al thriller policíaco de comisarías grises, mafias del Este, butroneros secos, chicas de alterne y bancos suizos con el plan de jubilación pagado, trazada desde los estereotipos y el look metálico a la moda y con un sentido del espectáculo que confía en la seducción de la imitación, la testosterona, la velocidad de crucero y el juego cómplice y trilero con el espectador.

España no existe (literalmente) en este entretenido enredo de personajes ambiguos, frases lapidarias y golpes con segundas oportunidades, aunque estemos en Bilbao y no salga un rayo de sol. Lo importante es ser fiel al género, no salirse demasiado de sus dinámicas, si acaso enredar algo más de la cuenta en los disfraces y dobleces, tirando siempre para adelante, imprimiendo ritmo, cambio de localizaciones y montaje ahí donde el guionista se dejó algún importante cabo suelto.

Con todo, Plan de fuga no es una mala película de polis y ladrones, de machos alfa (Alain Hernández apunta a estrella) en duelo constante y mujeres de atrezzo, de amistades varoniles por encima de la ley, el orden y la melancolía. Dorronsoro (La distancia) se las apaña sin efectismos (si acaso Gutiérrez, sobrecaracterizado), confiado en su pericia y en sus materiales, profesional, efectivo. Justo lo que hace falta hoy para sobrevivir en el cine español de las televisiones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios