manuel martín cuenca. director de cine

"Quiero hacer cine hasta que me muera"

  • Tras 'Caníbal' y 'La flaqueza del bolchevique', ultima su nueva película, que veremos este otoño.

"Quiero hacer cine hasta que me muera" "Quiero hacer cine hasta que me muera"

"Quiero hacer cine hasta que me muera"

De soñar con ser poeta, pasó a querer convertirse en escritor. Hasta que la vida lo adentró en los caminos del cine y es ahí donde Manuel Martín Cuenca encontró su verdadero lugar. Ha dirigido películas de éxito como La flaqueza del bolchevique (2003) o Caníbal (2013). El realizador, nacido en Almería, mantuvo este miércoles un encuentro con los estudiantes de la Facultad de Comunicación y Documentación de la Universidad de Granada, dentro de un máster que dirige el profesor Domingo Sánchez Mesa.

-Usted también fue estudiante en Granada, concretamente de Filología Hispánica, ¿le trae recuerdos?

-Muchos, porque aquí gracias al Cine Club Don Bosco y al de la Facultad de Ciencias me di cuenta de que quería dedicarme a contar historias, pero a través de la imagen. Dejé Filología para irme a Madrid a hacer Ciencias de la Información.

-No sólo estudió en Granada durante unos años, también rodó su película Caníbal.

-Quería alejarme de grabar en las ciudades típicas como Madrid o Barcelona. Granada es una ciudad muy especial que proporciona un ambiente diferente con el encanto de las calles, la nieve en la Sierra, las vistas... cuando hice Caníbal me quedé a vivir seis meses y fue un reencuentro muy hermoso con Granada, donde tengo muchos amigos.

-¿El cine que se rueda en Andalucía tiene un encanto especial? Almería, Granada y ahora Sevilla son escenarios donde se desarrollan algunos de sus trabajos.

-Se trata de salir de los lugares habituales. En Andalucía los espacios aportan una dimensión diferente y una capa especial que contribuye a la construcción de la historia.

-¿Qué les aconsejó ayer a los alumnos que quieren seguir sus pasos dedicándose al cine?

-Que siempre persigan lo que les guste hacer. Para ello es necesaria una mezcla de voluntad, esfuerzo y suerte. Siempre aconsejo la humildad, no tratar de correr. Estamos en una sociedad donde te dicen que hay que triunfar joven pero no hay que obsesionarse con el éxito rápido. Todos tenemos en la mente a Alejandro Amenábar que hizo su primera película con 23 años y funcionó, pero también tenemos a gente que se sale de la carretera en la primera curva por ir demasiado rápido. Hay que formarse, prepararse, trabajar y dar los saltos poco a poco, cuando uno se siente preparado.

-¿Cómo fueron sus comienzos en el mundo del cine?

-Siendo ayudante de ayudante y eso me dio una gran seguridad, que es importante. Creo mucho en el oficio, en estudiar, en no tener prisa. Siempre ganan los más pacientes.

-Al menos tres de sus películas se inspiran en novelas de autores muy conocidos.

-Me gusta mucho leer, nos tenemos que alimentar. Siempre digo que los de nuestro oficio contamos con la grandísima suerte de poder seguir estudiando. Parte de nuestro trabajo es seguir formándonos. Leer, viajar, hablar con la gente, pensar...

-¿Algún proyecto entre manos?

-He estado rodando en Sevilla El móvil, basada en una novela corta de Javier Cercas muy interesante, muy irónica, sobre la historia de un joven que escribe su primera novela. Estamos en la fase de montaje. Se podrá ver el próximo otoño.

-¿Le gustaría dedicarse al cine toda su vida?

-Desde luego. Quisiera seguir haciendo películas en lugares interesantes, poder rodar más, uno puede crecer como artista, creo mucho en el oficio. Me gustaría continuar no hasta que me jubile sino hasta que me muera, sería un sueño. Disfruto mucho con mi trabajo y todo el mundo no puede decir eso.

-Acabamos de celebrar la gala de los Goya, ¿son importantes y justos los premios?

-No es un tema de justicia, los premios son subjetivos. Influyen los jurados, los criterios personales, hay que tomarlos como son, un impulso para determinadas películas y una promoción del cine español. Si te los dan te ayudan pero no hay que creérselo. Si no te los dan no hay que darle demasiada importancia porque el verdadero premio para un cineasta es seguir trabajando.

-Antonio de la Torre, Luis Tosar, María Valverde, Leonor Watling, grandes actores han trabajado con usted.

-Me siento muy afortunado de haber trabajado en España con los actores que me ha apetecido. He tenido bastante suerte. Pero siempre tienes el deseo de conocer gente. Estar bien con tus actores es una experiencia vital y muy emocionante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios