Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

cómics

Acción y diversión

Una imagen de la obra. Una imagen de la obra.

Una imagen de la obra.

Iniciada en noviembre de 2006, con una historieta de dos páginas publicada en la web de Dark Horse, The Umbrella Academy es una original serie de superhéroes escrita por Gerard Way, vocalista de la banda musical My Chemical Romance y cofundador del sello Young Animal de la editorial DC, y dibujada por Gabriel Bá, hermano del también dibujante Fabio Moon, con quien ha firmado virguerías como Casanova o Daytripper.

Está compuesta por tres miniseries: Suite apocalíptica (2007-08), Dallas (2008-09) y la reciente Hotel Oblivion (2018-19), apenas diecinueve tebeos, más un puñado de historietas cortas promocionales reimpresas en los tomos recopilatorios. Los protagonistas son siete jóvenes con extraños poderes, los restantes de un total de cuarenta y tres niños nacidos al mismo tiempo "de mujeres solteras que no habían dado muestras de embarazo, en lugares aparentemente al azar a lo largo del mundo".

Localizados, adoptados y criados por Sir Reginald Hargreeves, un científico y emprendedor alienígena, dichos jóvenes han aprendido a controlar sus habilidades y han sido preparados para salvar al mundo del apocalipsis, tal como se narra en el primer arco argumental.

Las aventuras de esta familia disfuncional fueron saludadas fervientemente por pesos pesados como Neil Gaiman ("The Umbrella Academy es de esos pocos y escasos cómics que, simplemente, me hacen feliz") o Grant Morrison ("los superhéroes del siglo XXI están aquí, por fin"), y el estilo sofisticado y oblicuo de Way se ha comparado precisamente con el de Morrison, o, yendo aún más lejos, con la impagable mezcla de delirio y existencialismo de hitos como Los Defensores, de Steve Gerber.

Con todo, si hay un auténtico protagonista en The Umbrella Academy es el dibujo de Bá, sobresaliente como todo lo que firma el brasileño, y es que el festín visual que nos regala de principio a fin justifica por sí solo la adquisición de una serie que supera con mucho su adaptación televisiva en Netflix y que ofrece exactamente lo que promete: acción, diversión y extravagancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios