Cómics

La duquesita está triste, ¿Qué tendrá la duquesita?

  • Una joven noble descubrirá, de la manera más inesperada, que existe otra vida muy diferente a la suya fuera de los muros de su castillo

Ilustración de portada. Ilustración de portada.

Ilustración de portada.

Lucilla es la joven heredera del castillo de Castelguelfo, situado en la Toscana italiana, y como no podía ser de otra manera, para atar alianzas con otras casas señoriales, su destino viene marcado por una próxima, y nada deseada por la muchacha, boda con Caius Tornaforte.

En el castillo se celebra una gran fiesta en la que se dará la gran noticia del enlace, pero Lucilla no está nada por la labor, así que en cuanto sucede algo que nadie esperaba, le presta su ayuda a la sagaz y rápida sombra que acaba de efectuar un rapidísimo robo entre los nobles asistentes al festejo.

Y mira tú por donde, que el misterioso ladrón que se esconde bajo una capucha resulta ser una chica, Tosca, que cuenta con la ayuda de su hermano, Rinaldo, un chico que sueña con poder ser el trovador del lugar.

Desde el primer momento se va a forjar una fuerte amistad entre el trío de amigos, y los hermanos prometen proteger a la duquesita ante todos los peligros que se presenten… Y es que resulta que las intenciones de Ugo Tornaforte y su vástago no son nada buenas con respecto a Granito, el rudo y gigantesco progenitor de Lucilla, que se va a convertir en la diana de una conspiración en la que están envueltos los futuros suegro y marido de la chica.

Afortunadamente, como suele de decirse, ¿para qué están los amigos? Y haciendo gala de este hecho, el día siguiente a la boda se va a convertir en un tira y afloja entre la pareja de hermanos y los secuaces de los Tornaforte…

En los últimos años, el cómic dedicado a los más jóvenes de la casa ha venido a ocupar un importante lugar en las estanterías de las librerías especializadas. Afortunadamente, todos los temas pueden tratarse desde una óptica adecuada, dirigida en especial a estos bisoños lectores, y el cómic, por su misma esencia de narración gráfica, es el perfecto medio para que se sumerjan en todo tipo de historias y tramas.

Al contrario de lo que piensan algunos desconocedores del medio, el Cómic, el Noveno Arte, no tiene porqué convertirse per se en un puente que lleve a los niños a la lectura de libros, teniendo este medio la suficiente entidad como para que su afición por él crezca, así como ocurrirá de manera totalmente lógica por la literatura, el cine y otro movimientos artísticos.

La pareja de autores formada por la guionista Teresa Radice y el dibujante Stefano Turconi, de los que Dibbuks ha publicado ya varias obras de muy diferente formato y contenido (El puerto prohibido, Lila Trotamundos, No te canses de caminar y Orlando) nos regalan en este 'Primer Canto' una auténtica oda a la amistad, con momentos muy divertidos, y un dibujo que se acerca al estilo más cartoon.

Estoy seguro que tras leer un par de páginas de esta historia, los niños se van a enganchar a las apasionantes peripecias de esta juvenil ladronzuela.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios