Cómics

Es el fin del mundo, y lo sabes…

  • ¿Quedó alguna presencia humana en aquella inmensa urbe tras la inesperada y letal invasión?

Detalle de la portada del cómic. Detalle de la portada del cómic.

Detalle de la portada del cómic.

El último hombre en la Tierra ve pasar los días, monótonos, uno tras otro. Se esconde de la presencia de las gigantescas criaturas que campan libremente por la ciudad. Aquel lugar que estuvo lleno, rebosante de vida y que ahora es un inmenso y solitario camposanto. Recuerda y recita algunos fragmentos que definen su actual y terrible situación…

Pero, ¿y si no fuera lo que resta de la raza humana?

En esta historia vamos a conocer a un trío de supervivientes: Jeremiah, Wayne y Soham. Hasta ahora han sabido esquivar con más suerte que habilidad a esos monstruosos insectos que invadieron sin aviso la ciudad.

Los tres hombres se aguantan debido a la situación tan precaria que viven, pero cada uno tiene un pasado muy diferente, historias que iremos conociendo a la largo del camino.

Wayne, el mayor y más maduro cierra los ojos ante un pasado violento. Jeremiah era un simple repartidor de pizzas, muy tímido con las mujeres. Y Soham, bueno, él tiene algún que otro secreto que ocultar…

La soledad y el hambre van convirtiendo la relación entre el trío en una tensa cuerda que está a punto de romperse, ya que no logran ver un final a la situación en la que viven, además de sentirse acosados por los oscuros recuerdos del pasado.

Pero de pronto, sin esperarlo, un cuarto personaje se une a la narración. Una mujer joven, Robin, que encierra más de un secreto, como que uno de los hombres ya la conocía.

Ella va a ser el detonante de que los hechos se precipiten y que el cada vez más desesperado Wayne haga algo imperdonable, marcando desde ese momento su destino más inmediato.

Sin embargo, para Jeremiah, la presencia de esta mujer va a ser un bálsamo, una medicina que lo curará de su timidez. Lo que él desconoce es que tras las caricias de ella hay un plan perfectamente elaborado. Se ha iniciado una cuenta atrás en la que tanto él como Soham van a tener un papel crucial.

Pero claro, los insectos también tienen otro…

El autor francés Mathieu Bablet, al que conocimos por primera vez en nuestro país gracias a una historia incluida en la segunda entrega de Doggy Bags, esa serie de relatos al límite en el que ilustró un guion de Run, el pater y creador de la colección. Su título fue Vuelo Express 666, y la sangre nos salpicó desde las viñetas.

Después vino Shangri-La, una epopeya espacial que también publicó Dibbuks y ahora nos llega esta, La Bella Muerte, que fue su primera obra larga y demuestra, por una parte, como sabe manejar a una serie de personajes atrapados en un mundo que se acaba, a la vez que deja constancia de lo gran dibujante que es, ya que tan solo podemos extasiarnos ante cada página de este cómic, en el que sirve de guía para llevarnos por esta ciudad en la que ya no queda rastro de presencia humana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios