Cómics

El insólito supergrupo

  • Unidos contra una letal amenaza, los protagonistas tendrán que encontrar primero a un héroe desaparecido

Detalle de la portada. Detalle de la portada.

Detalle de la portada.

¿Qué caracteriza a un buen guionista de comic-book norteamericano?

En primer lugar, obviamente, saber crear un argumento atractivo, original o, si es posible, que aunque tome elementos y haga homenaje a otras historias del pasado sea lo suficientemente interesante para que, nosotros los lectores, nos mantengamos pegados a las páginas.

El segundo, y creo que más importante, es saber “tratar” a los personajes. En la mayoría de los casos, los guionistas deben encargarse de héroes que fueron creados por otros y, en muchos casos, suelen descansar en el limbo de los secundarios. Salvo que tengas suerte y puedas acceder a las creaciones más icónicas de una editorial, vas a tener que vértelas con personajes que tal vez, por varias razones que no viene a cuento, no han tenido el suficiente seguimiento de los lectores. Aunque, como no me canso de repetir, “no hay personaje malo”.

Pero claro, si te llamas Jeff Lemire, eres un reputado guionista y reúnes de sobra estas dos anteriores condiciones, cuando creas una nueva colección como Los Terrifics, los lectores nos alegramos ya que sabemos con seguridad que vas a realizar un gran trabajo, tal como ya hiciste en anteriores trabajos enmarcados en el vasto Universo de la editorial DC Comics (léase, sus etapas en Green Arrow y Animal Mal, por poner solo dos ejemplos).

Mr. Terrific, Plastic Man, Metamorpho y Chica Fantasma son el cuarteto de héroes que, condenados a estar juntos, no más lejos de un kilómetro de distancia (si lo superan, las cosas se pondrán bastante feas…) reciben un mensaje de un tal Tom Strong (os suena, ¿no?), al que deben encontrar antes de que los temibles planes del misterioso Dr. Terror se hagan realidad.

En el anterior número nos quedamos ante un tremendo cliffhanger que se va a resolver en este, cuando el cuarteto sea atrapado por un misterioso árbol que los traslada a el Bosque de la Eternidad, un lugar mítico desde el cual tendrán que dividirse para poder atrapar al escurridizo villano.

Sin querer desvelaros mucho más de la interesante trama, solo os diré que el viaje de los héroes va a ser de lo más movidito, y los llevará de diferentes mundos, algunos de ellos muy peligrosos, otros en los que se encontrarán con aliados del pasado y uno en el que las leyes de la física son muy “especiales”…

Muchas preguntas van a ser respondidas en este segundo volumen de la serie: ¿Dónde han ido a parar la esposa e hija de Tom Strong, Dhalua y Tesla? ¿Cómo ha recuperado Metamorpho su forma humana? ¿Quién se esconde tras la máscara metálica del Dr. Terror? ¿Dejará Plastic Man alguna vez de ser tan patoso?

Y mientras todos estos sucesos van ocurriendo en la trama principal, en la mitad del volumen podremos disfrutar del contenido del primer anual del grupo, escrito por Gene Luen Yang (guionista que toma las riendas de la colección cuando Lemire la abandona) en el que, en medio de una fiesta, el grupo tendrá que enfrentarse a la peligrosa amenaza de una de una de las creaciones de un científico empleado por el cascarrabias Stagg.

Una lectura fresca, divertida, que te engancha desde el minuto uno y que, por supuesto, está dibujada con talento por un nutrido grupo de artistas, encabezados por Dale Eaglesham, Jose Luis, Eric 'Doc' Shaner, Joe Bennett y Viktor Bogdanovic.

¿Se le puede pedir más a un buen cómic de superhéroes?

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios