Copa del Rey | Real Sociedad-Osasuna

La Real Sociedad gana con solvencia al Osasuna y pasa a cuartos de Copa del Rey (3-1)

  • Los navarros plantaron cara en el primer tiempo, pero los donostiarras se hicieron con el partido gracias al gran papel Martin Odegaard y Alex Isak

Celebración de uno de los goles de la Real Sociedad Celebración de uno de los goles de la Real Sociedad

Celebración de uno de los goles de la Real Sociedad / EFE

La Real Sociedad pasó con solvencia a los cuartos de final de la Copa tras deshacerse de un Osasuna guerrero en el primer tiempo, con un partido estelar de Martin Odegaard y Alex Isak, la nueva figura del Reale Arena.

El conjunto navarro llegaba a San Sebastián con la etiqueta de víctima propiciatoria al contar con bajas tan importantes como la de su estrella Chimy Ávila, pero en el césped no se notó de inicio y el equipo de Jagoba Arrasate bregó y contestó cada ataque local intentando sorprender en rápidas contras.

Los locales fueron sacudiéndose el incómodo planteamiento de su rival aunque les costaba mucho pisar área y, más todavía, llevar peligro a Juan Pérez, que no sufrió hasta un disparo rozando el larguero de Odegaard en el primer cuarto de hora.

El noruego se entonó a medida que pasaba el encuentro y otro centro suyo desde la banda derecha del ataque realista estuvo a punto de encontrar el gol en un remate del joven Barrenetxea salvado por la defensa rojilla en el último metro.

Más claras fueron las ocasiones que tuvo Alex Isak a la media hora de juego, nuevamente con Odegaard como ejecutor del último pase en dos ocasiones, en las que dejó al sueco solo con Juan Pérez pero erró en la definición, mientras que Osasuna sufría ante tanta presión.

No perdonaría el delantero realista a la tercera, otra vez con Odegaard como asistente, al filtrarle un nuevo balón al área para que Isak resolviera con un remate preciso y cruzado con el que evitó a Juan Pérez.

Duró muy poco la alegría en la casa blanquiazul, ya que, tras un balón perdido en el medio campo por los guipuzcoanos, se gestó un fugaz contraataque osasunista rematado a gol por Cardona después de esquivar la salida de Remiro de forma milimétrica.

La Real no quería la prórroga, intentó poner cerco en la segunda mitad al área navarra y Osasuna sufrió nuevamente en las acometidas locales lideradas por Oyarzabal e Isak en el segundo tiempo, aunque fue el osasunista Moncayola quien tuvo la más clara, en un error de pase de Remiro que estuvo cerca de costarle el partido a los donostiarras.

Odegaard acudió al rescate en el minuto 60 con un lanzamiento de libre directo magistral con el que alojó el balón junto al palo izquierdo de Juan Pérez, imposible para el guardameta aragonés.

El noruego redondeó su gran noche participando en el saque de esquina que remataría Isak para hacer el tercer gol entre la poblada defensa pamplonesa, ante el delirio de una afición que ya espera rival en cuartos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios